Reseña de la última película de George Clooney que fue nominada a seis globos de oro y ha sido nominada a seis óscars: mejor película, director, actor, actriz secundaria por dos interpretaciones y guión adaptadado.

 

https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/up-in-the-air-cartel1.jpgPaís: USA.
Duración: 108 min.
Género: Comedia dramática, romántica.
Interpretación: George Clooney (Ryan Bingham), Vera Farmiga (Alex), Anna Kendrick (Natalie Keener), Jason Bateman (Craig Gregory), Danny McBride (Jim), Melanie Lynskey (Julie Bingham), Amy Morton (Kara Bingham), Sam Elliott (Maynard Finch), J.K. Simmons (Bob), Zach Galifianakis (Steve), Chris Lowell (Kevin).
Guión: Jason Reitman y Sheldon Turner; basado en la novela de Walter Kirn.
Producción: Ivan Reitman, Jason Reitman, Daniel Dubiecki y Jeffrey Clifford.
Música: Rolfe Kent.
Fotografía: Eric Steelberg.
Montaje: Dana E. Glauberman.
Diseño de producción: Steve Saklad.
Vestuario: Danny Glicker.
Distribuidora: Paramount Pictures Spain.
Estreno en USA: 23 Diciembre 2009. Estreno en España: 22 Enero 2010.
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4.gif

Después de “Gracias por fumar” (2006), de “Juno” (2007) y de esta “Up in the air” (2009) Jason Reitman (para más señas el hijo de Ivan Reitman) se ha convertido en una de las referencias básicas de la reciente comedia estadounidense con permiso claro de Judd Apatow, director de “Virgen a los 40”(2005), “Un lío embarazoso” (2007), “Hazme reír”(2009)  y productor y guionista de títulos como “Año uno” (2009), “Zohan, licencia para peinar” (2008),  “Superfumados” (2008), “Supersalidos” (2007) o “Pasado de vueltas” (2006).

El principal punto a favor de Reitman es que es además guionista de sus películas y suele construir sus guiones con gran mimo en los personajes y lanzando siempre alguna reflexión social que supone el valor añadido de su cine. El tono irónico del título “Gracias por fumar” hace evidente la sátira que hizo del mundillo de las tabacaleras, en “Juno” cuestionó en clave de comedia juvenil las reacciones sociales ante los embarazos no deseados y ahora en “Up in the air” presenta un problema muy de nuestros días, la de quién está sólo en compañía de todos.

Aunque he comparado antes a Jason Reitman con Judd Apatow nada tienen que ver uno con otro, simplemente son representantes de la nueva comedia norteamericana. Así como el segundo es gamberro y hereda en parte el tono de los Farrelly de “Algo pasa con Mary” y otras, Jason Reitman es más serio en fondo y formas lo cual le hace más propicio para sonreír que para la carcajada. Aviso de esto porque “Up in the air” puede etiquetarse como comedia, pero también como drama y en el fondo desarrolla un conflicto personal de una manera desenfadada y simpática que se nos hace cercana y creíble.

Es posible que la indefinición genérica haga que mucha gente quede algo desubicada al ver la película. Si te venden una comedia esperas reírte, pero es que no se trata de eso o no únicamente. El argumento trata de un tipo, Ryan Bingham, que se dedica a viajar de estado en estado para despedir empleados de las empresas que requieren sus servicios. Su vida está por ello deshumanizada de algún modo, puesto que vive solo, viaja solo y se dedica a destrozar la vida laboral de los demás y sin embargo el resorte argumental de la película es que, a pesar de ello, surge en él un atisbo de humanidad cuando sus jefes aceptan el proyecto de una recién llegada, Natalie Keener, que pretende imponer un sistema de despedido telemático por el que Bingham y sus compañeros ya no tendrán que viajar.

El gran acierto de “Up in the air” puede que sea precisamente la forma en que el protagonista, con el que resulta bastante difícil empatizar inicialmente, va ganando interés progresivamente conforme le surgen los problemas (hay otro más del que no voy a comentar nada que es la “puntilla” que le hace replantearse todo). George Clooney logra perfilar a la perfección un personaje que al principio es frío, meticuloso, distante y su única aspiración es “acumular millas”, pero que termina siendo humano y próximo en la que es sin duda una de las mejores interpretaciones de su carrera y junto a él brillan a gran altura Vera Farmiga (a la que muchos recordaréis por “Infiltrados”) y Anna Kendrick, que es la auténtica revelación de la película. Los tres han sido nominados a los óscars en los apartados de interpretación y han cosechado diversos premios este año y están brillantes en sus papeles.

La película ha sido nominada a tres óscars más, mejor película, mejor director y mejor guión adaptado y ha ganado ya diversos premios pues muchos críticos la consideran la mejor película del recientemente acabado 2009. Yo no diría tanto, pero sí pienso que es una propuesta más que interesante y que, aunque puede descolocar inicialmente, si se “masca” a fondo uno le encuentra un jugo mucho más denso del que en principio podría parecer.

El comienzo todo el mundo estará de acuerdo que es espectacular con el personaje de Clooney explicando a lo que se dedica y dando una lección visual que también es en lo cinematográfico de montaje sobre cómo preparar la maleta para un vuelo. Como dice en una conferencia para viajar hay que saber qué echar en la mochila para que no pese demasiado y ¡ojo! porque en esta simple exposición está un poco la clave de lo que es esta película puesto que ¿está hablando literalmente de viajar en avión o está hablando de algo más? Os doy una pista, habla de algo más, de mucho más y uno lo ve claro conforme avanza el argumento.

Después de ese brillante inicio la película (títulos de crédito incluidos) parece caer y bajar un poco el listón, parece sólo porque en realidad el conflicto o los conflictos surgen después y son los que hacen que el personaje de Clooney entre en crisis y deba replantearse las cosas. En el proceso hay una mezcla de ilusión y desilusión, de alegría y tristeza que otorgan al conjunto un cierto tono agridulce que hace a esta película distinta y especial. Yo diría que su tono de una cierta melancolía, la caracterización de los tres personajes principales y las líneas de diálogo, así como su poso en nosotros la convierten, en efecto, en una de las mejores propuestas cinematográficas del año.

“Si os paráis a pensar en vuestros mejores recuerdos, en los momentos clave de vuestra vida ¿estabais solos? La vida es mejor en compañía”