En el año 2022, la pandemia del coronavirus ha creado un caos masivo en Los Ángeles y ha convertido a la ciudad en un estado policial. Para escapar de esta cruda realidad, un grupo de amigos se reúne para celebrar una fiesta online llena de música, alcohol, juegos y drogas. Pero lo que empieza como una divertida tarde entre amigos, acaba saliendo terriblemente mal.