No hay datos concretos que avalen mi opinión ni cifras que puedan contrastar la teoría que, además del cine y la televisión, los videojuegos son la forma de ocio más popular de la civilización contemporánea, por delante del teatro, del cómic e, incluso, de la literatura. De hecho, el mundo de los videojuegos, sus iconos, sus personajes más ilustres, las franquicias y los creadores, ya forman parte de nuestra imaginiería popular. Y con “Rompe Ralph!“, aún más.

Un videojuego es un software creado para el entretenimiento y basado en la interacción entre un jugador por medio de un controlador y un aparato electrónico que ejecuta dicho videojuego. Este tipo de entretenimiento por medio de dispositivos electrónicos, básicamente doméstico, es muy joven, con apenas treinta o cuarenta años de existencia si tomamos como primer videojuego ese Pong de Atari de principios de los años setenta, aunque ha vivido una evolución muy rápida, vertiginosa, hasta los modernos y cinemáticos videojuegos online multijugadores MMORPGs de hoy en día.

La relación del videojuego con el mundo del cine también ha evolucionado. Desde la ignorancia mútua del principio hasta la profunda interrelación actual, pasando por episodios de tibio coqueteo, retroalimentación, incluso cierta dependencia de los videojuegos por el mundo del cine del que se nutría. En estos momentos es un hecho que el mundo de los videojuegos sirve numerosos argumentos para el cine (“Resident Evil”, “Mortal Combat”, “Street Fighter”,…) o ha llegado, con “Rompe Ralph!”, a dar forma a todo el contenido de una película.

En “¡Rompe Ralph!”, Walt Disney Animation Studios y el director Rich Moore (“Los Simpson”, “Futurama”), con guión de Phil Johnston y Jennifer Lee, embarcan a los espectadores en un divertidísimo recorrido por el mundo de los videojuegos. Ralph (con la voz de John C. Reilly) está harto de ser la sombra de Fix-It Felix (con la voz de Jack McBrayer), el perfecto “chico bueno” de su videojuego de 8 bits. Así que después de diez años haciendo lo mismo y viendo cómo Felix se lleva todo el mérito, Ralph decide dejar atrás el papel de chico malo. Se pone manos a la obra y emprende un viaje por todas las generaciones de videojuegos. Quiere demostrar que tiene madera de héroe.

Así es como conoce a la implacable Sargento Calhoun (voz de Jane Lynch) en un videojuego shoot ‘em up llamado “Hero’s Duty”. También aparece Vanellope von Schweetz (voz de Sarah Silverman), un rebelde “fallo” de “Sugar Rush”, un videojuego de flamantes coches de carreras. Ralph pone accidentalmente en peligro su mundo al liberar a un enemigo letal que amenaza a toda la galería de juegos. ¿Podrá Ralph convertirse en héroe y evitar el desastre antes de que sea demasiado tarde?

“¡Rompe Ralph!”, el largometraje animado número 52 de Walt Disney Animation, aterriza en la gran pantalla a finales de Noviembre de 2012,y tiene todas las papeletas para ser la gran película familiar de estas próximas Navidades en nuestro país. Si hay alguna duda, las cifras de su estreno en los EE.UU. deberían disiparlas: “Rompe Ralph” se estrenó en los EE.UU. el fin de semana de Halloween y consiguió el número uno del box office de recaudación con 49,1 millones de dólares. Por encima de los 48,8 millones de “Enredados” y los 40,9 millones de “El Rey León”. (http://www.disney.es/rompe-ralph/)

{youtube}_x0P00oaH3c{/youtube}