En este título de la saga  Abraracúrcix parte hacia un balneario para adelgazar ya que está con sobrepeso y sufre una terrible afección de hígado y mientras Astérix y Obélix visitan el país arverno.

 

https://www.via-news.es/images/stories/comic/asterix/elescudoarverno.jpgLe Bouclier Arverne
Dargaud Editeur
París
Guión: Gosciny
Dibujos: Uderzo
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/5.gif

Abraracúrcix parte hacia un balneario para adelgazar ya que está con sobrepeso y sufre una terrible afección de hígado y mientras Astérix y Obélix visitan el país arverno y descubren por un espía romano con excesivo gusto por la bebida que César busca el escudo del jefe Vercingetórix para celebrar la victoria sobre los galos, con lo que se disponen a encontrarlo antes que él. El espía vuelve a aparecer en “Astérix y la Traviata”.

La primera aparición fue en el número 399 de Pilote en junio de 1967.

Utiliza algunos recursos gráficos originales rompiendo la estructura tradicional de las viñetas y salta en el tiempo hacia atrás para desarrollar una historia con un cierto “suspense” aprovechando un hecho histórico y a nivel de dibujo los trazos están muy bien definidos y los fondos ganan en detalle. Además Gosciny está especialmente inspirado a nivel humorístico y tiene puntos muy buenos (véase cómo usa el “achento” de los arvernos y todo el aparato burocrático y cómo utilizan a pigmeos como mensajeros).

Otro logradísimo título que arranca fortísimo con el hecho histórico de la rendición de Vercingetorix parodiado al lanzarle sus armas encima del pie de César y el suspense del paradero del escudo y prosigue mejor si cabe con las dolencias del jefe Abraracúrcix,  que son el motor argumental de la historia y motivo de varios buenos momentos como la viñeta en la que pega un salto porque una hoja le cae sobre la barriga.

Me parecen grandes momentos todo lo relacionado con el bobalicón soldado romano Caius Magníficus y por supuesto la resolución de la intriga de la historia, pero si algo debo destacar son las viñetas casi sin diálogos en las que Astérix Y Obélix se enfadan y terminan abrazándose ante la perplejidad de Ideafix  ¡¡¡Grandioso!!!