Zangol nos ofrece su reseña sobre la comedia de los hermanos FarrellyAmor Ciego” donde aparece Gwyneth Paltrow como protagonista junto a Jack Black.

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/amor_ciego.jpg” porque contiene errores.“Amor ciego”

 

Imagen activa

 

Título Original: Shallow Hal
Año: 2001
Duración: 114 min.
País: Estados Unidos
Director: Peter Farrelly, Robert Farrelly (AKA Bobby Farrelly)
Guión: Peter Farrelly, Robert Farrelly (AKA Bobby Farrelly), Sean Moynihan
Música: Ivy
Fotografía: Russell Carpenter
Reparto: Gwyneth Paltrow, Jack Black, Jason Alexander, Joe Viterelli, Susan Ward, Bruce McGill, Rene Kirby, Molly Shannon
Productora: 20th Century Fox

 

——————————————————-

 

Voy a ser claro, “Amor ciego” es una chorradilla de película, pero es entretenida. El que vayais a verla o no depende en gran medida del nivel de exigencia con que elijais la siguiente película que quereis ver (ya sabeis que yo me trago todo, así que no sirvo como referencia); pero bien podéis dejar ésta para cogerla en vídeo o para verla por la tele, porque si no vais no os perdéis gran cosa y más cuando en la cartelera en estas fechas sí hay donde elegir.

Lo que se cuenta ya lo sabéis por el trailer (que una vez más se carga media película hasta el punto que no hay que ser muy avispado para anticipar el argumento entero, que así de simple es),  en resumidas cuentas es la típica historieta de “la bella y la bestia” vuelta del revés porque la “bestia” es ella (aunque tampoco está muy claro), oséase, que lo importante es el interior y esas cosas. No digo que no sea así, pero en fin, ¿por qué nos bombardean entonces con cuerpos danones si lo importante es el interior? Pues está claro, porque vende más Lady Di que la madre Teresa de Calcuta  ¡¡¡Así de triste!!! Joeeer, que me pongo trascendental….cambiemos de tercio.

El asunto es que “Amor ciego” me ha reconciliado ligeramente con los hermanos Farrelly (si eso es posible) porque yo soy de los que no les gustaron más que dos golpes de “Algo pasa con Mary” (aunque aún me duele la tripa de lo que me reí con ellos) y la razón es que parecen dejar un poquito (que no del todo)  la comedia disparatada y el tono “casposo” y burro y giran ligeramente hacia la comedia romántica, que particularmente me gusta más (para gustos, una vez más, los colores). No es que la película merezca la reconciliación, pero ese giro sí porque no le veo la gracia al humor “grueso”.

Lo mejor de la película me ha parecido el desparpajo de Jack Black (desparpajo, eh, no actuación) y Gwyneth Paltrow (por la que tengo verdadera debilidad y me parece guapa hasta cuando aparece con los doscientos kilos de maquillaje). También hay tres o cuatro golpes, pero joooer, ya los ves en el trailer así que una vez más pisotearías a los malditos responsables. Lo demás es más simple que el mecanismo de una bocina y el argumento es típico y tópico a más no poder. Lo que pasa es que la película entretiene y por eso es salvable (Bueno, eso si no estás hasta las narices de ver siempre lo mismo). Qué le vamos a hacer, es la crisis de la comedia estadounidense. ¿Que opinará Billy Wilder? Me lo imagino, pero no es reproducible.