Suma y sigue. Con esta película de Roman Coppola, hijo de Francis Ford Coppola y hermano de Sofía y a años luz de ellos, recuperamos las impresiones de una vieja amiga de ViaNews que, en el marco del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, pudo disfrutar de varias proyecciones. Afortunados que son algunos…


Uno más de la saga Coppola, hijo de Francis Ford Coppola y hermano de Sofía Coppola, nos proporciona una película que se aleja del registro del cine del patriarca de la familia, puesto que estamos ante una propuesta sencilla y mundana entre un grupo de amigos, en la que la diversión está garantizada.
La historia de “A Glimpse Inside the Mind of Charles Swan III” se centra en un diseñador gráfico de gran éxito, que verá como su vida se desmorona a partir de que su novia le abandona.
La película es un ejercicio de masturbación psicoanalítica del protagonista Carlos Irwin, que parece recrearse en un papel que bien podría ser el de su propia vida, y en la que los zapatos femeninos se convierten en un extra mas de la película y no a modo de objeto fetichista, sino de elemento de cambio y comprensión de la acción.
El director Roman Coppola no solo ha acertado con la elección del protagonista, sino de todos y cada uno de los actores secundarios e incluso con los extras, que contribuyen activamente en el resultado de la película.
Con la duración justa y alejándose de la tendencia actual a incrementar artificialmente la duración de las películas
Una película muy recomendable para cuantos quieran pasar un buen rato y disfrutar de una película cuya gran pretensión es entretener.