Como los jugadores de fútbol, que aspiran a convertirse en entrenadores cuando se retirnamn, parece que todos los actores llevan un director en su interior que lucha por salir y, más tarde o más temprano, sentarse en la silla del realizador. Pero, como en el caso de los futbolistas, ser bueno en un ámbito no garantiza triunfar en el otro. O a la inversa, como Ben Affleck, que ha resultado ser mejor director que actor.

El actor Ralph Fiennes («Harry Potter y las reliquias de la muerte», «The reader», «En tierra hostil», «Escondidos en Brujas», «El jardinero fiel», «la lista de Schindler»,…), un intérprete de reconocido prestigio que atesora algunos de los galardones de más relevancia, debutó en la silla del director con «Coriolanus», que se inspiraba en el relato homónimo del dramaturgo inglés William Shakespeare, pero trasladado a la actualidad y sirviéndose del conflicto serbio como telón de fondo.
En su segundo trabajo como director Fiennes se basa en una novela de Claire Tomalin, «The invisible woman», que narra una historia de amor secreta entre el escritor Charles Dickens, cuando se encontraba en la cúspide de su carrera, como autor de éxito y poseedor de una considerable fortuna, con Ellen Ternan. Una historia de amor escondido y prohibido que duró trece años, desde 1857 hasta la muerte de Dickens, y que mantuvo a la amante del brillante escritor británico escondida a los ojos del mundo, de su mujer y de casi todos sus amigos, como una mujer invisible.
Ralph Fiennes y Felicity Jones encabezan el reparto, en el que también tendremos a Kristin Scott Thomas, Tom Hollander y Michelle Fairley, y la película se estrenará en Reino Unido el 7 de febrero.

{youtube}1rzi_i9etvg{/youtube}