No es habitual que una actriz como Meryl Streep, multinominada a todos los galardones que existen y doblemente oscarizada por sus papeles dramáticos, protagonice una producción de ciencia-ficción. La idea es, simplemente, extraña. Como lo sería poner a Adam Sandler en un melodrama de época, a Zach Galifianakis como el agente 007 al servicio de Su Majestad,… o pensar que el guaperas Matthew McConaughey podía esconder un actor con talento bajo sus músculos torneados.

 

Tiene tres Óscar (en 1979 como secundaria por “Kramer contra Kramer”, en 1982 como protagonista por “La decisión de Sophie” y en 2012 por “La Dama de Hierro) y es una de las grandes actrices de la historia, a la altura de Marlene Dietrich, Elizabeth Taylor o Katharine Hepburn, y para aumentar la dimensión de su leyenda es imprescindible mencionar que Mary Louise Streep cuenta con dieciocho nominaciones al premio Óscar y veintiocho a los Globo de Oro: ha recibido la mayor cantidad de nominaciones para ambos premios y ha sido galardonada con más Globos de Oro que nadie en la historia (en ocho ocasiones, en 1979, 1981, 1982, 2002, 2003, 2006, 2009 y 2012). 
En “The Giver”, adaptación cinematográfica de la novela de ciencia-ficción de Lois Lowry dirigida por Phillip Noyce (“Salt”, “Juego de Patriotas”), junto a Jeff Bridges, Brenton Thwaites, Alexander Skarsgård, Katie Holmes, Taylor Swift, Cameron Monaghan, Odeya Rush y Emma Tremblay, Streep se trasladará a una sociedad utópica del futuro donde la historia de la humanidad ha sido borrada. Jonás, un joven que resulta elegido para recibir todos los recuerdos, sentimientos y emociones de las personas de su comunidad descubrirá que la Historia esconde secretos oscuros, guerras, dolor, crueldad y muerte. Con este conocimiento en su cabeza, deberá decididr si debe desvelar la farsa en la que vive la Humanidad o callar para siempre.

{youtube}oYZxZups06w{/youtube}