Goku y sus amigos son ya uno de esos clásicos de la televisión que en cualquier momento, en cualquier canal, pueden reaparecer y alegrarnos una tarde con alguno de sus episodios. Pero aquellos que esten hartos de ver una y otra vez los DVD con los más de quinientos episodios de “Dragon Ball“, “Dragon Ball Z” y “Dragon Ball GT“, pronto tendrán consuelo.

La serie “Dragon Ball”, conocida por estos lares como “Bola de Drac” o “Bola de Dragón”, nace de un manga escrito e ilustrado por Akira Toriyama en Shonen Jump entre 1984 y 1995 que saltó como series de anime, producidas por Toei Animation, con un gran éxito internacional. Los mangas se adoptaron a la pequeña pantalla en 153 episodios de media hora (que se emitieron en Japón de 1986 a 1989) en “Dragon Ball”, 291 episodios de veinte minutos en “Dragon Ball Z” (de 1989 a 1996), y 64 episodios en la serie independiente del manga “Dragon Ball GT”, además de más de una docena de largometrajes animados y dos OVA inspirados en el manga, y varios especiales televisivos.

“Dragon Ball Z: La Guerra de los Dioses”, dirigida por Masahiro Hosoda, significa el regreso de Goku y compañía, en una historia que nos traslada varios años después de la batalla contra Majin Boo, cuando una nueva crisis amenaza la Tierra. El dios de la destrucción, Bills, que mantiene el equilibrio en todo el universo, ha despertado de su largo sueño. La batalla contra Son Goku junto a los guerreros Z determinará la supervivencia del planeta Tierra. ¿Serán capaces Goku, Vegeta, Gohan y los otros guerreros de la Tierra de detener este poder destructivo sin precedentes?

La película dirigida por Masahiro Hosoda, que es la continuación de la serie de televisión Dragon Ball Z, ha tenido un éxito abrumador en Japón, Italia y Sudamérica. En el país nipón se estrenó en cines el 30 de marzo del pasado año, y más tarde en Sudamérica. Recientemente, a finales de Enero 2014, se ha estrenado en los cines de Italia con un gran éxito de público.

{youtube}bBjvJlEFel0{/youtube}