Primer anticipo del esperado regreso de Keanu Reeves a los blockbusters, una película que nos han definido como un cruce de «Matrix» y «300», con toques de western, inevitables referencias a las películas de Kurosawa y una pizca de estilo Tarantino. Con todo esto, ¿quién no puede tener curiosidad por lo que se esconde detrás de «47 Ronin«?

«47 Ronin» no es una historia nueva, ni siquiera en la gran pantalla. De hecho la misma historia ha sido llevada al cine en Japón en más de ochenta ocasiones, pero Hollywood ha decidido ‘occidentalizarla’ con un guión de Chris Morgan («Fast & Furious 6») y Hossein Amini («Drive»), y poniendo a una superestrella como Keanu Reeves al frente (aunque lejos de sus mejores años, cuando «Matrix» o «Speed» reinaron en el box-office). Al frente de esta producción de la Universal Pictures, el debutante Carl Erik Rinsch, un prestigioso creador de cortos, director de publicidad y vídeos musicales.
La película narra la historia de Kai, un guerrero mestizo de pasado misterioso que se junta con un numeroso grupo de ronin, samurais sin señor, para vengarse del traidor que mató a su maestro, restaurar el honor perdido y recuperar su tierra arrebatada. En su reparto, además de Reeves, «47 Ronin» cuenta Rinko Kikuchi, Tadanobu Asano, Cary-Hiroyuki Tagawa, Hiroyuki Sanada, Kō Shibasaki o Jin Akanishi. 
¿Suena bien? Pues ojo, puesto que la película ha pasado por muchísimo problemas, desde un considerable aumento de su presupuesto estimado hasta confrontaciones públicas y notorias entre Carl Erik Rinsch y los productores (que han desembocado en el despido del director del montaje final), provocando el retraso de su estreno, que estaba inicialmente previsto para noviembre de 2012, hasta las navidades del 2013. Mala señal.

{youtube}kyzdbrrF9k4{/youtube}