Se acaba el año, editorialmente hablando y, poco a poco, se van desvelando los planes para lo que queda de año. La Factoría de Ideas ya nos ha descubierto los títulos que publicará… y yo estoy brincando de alegría porque regresan algunas de mis sagas favoritas.

{edocs}libros/factoria/pdf/factoria_04_13.pdf,700,500{/edocs}

La Factoría de Ideas es una editorial que, aunque comenzó con la ci-fi, se ha ido diversificando a lo largo de los años, aunque han sabido mantenerse fieles a la idea de seguir publicando ci-fi y fantasía mientras exploran otros géneros como la fantasía urbana romántica, los best-seller o la literatura juvenil. Es por esto que algunos títulos de los que se anuncian no me interesan en exceso, pero otros… otros me enamoran especialmente.

Hace casi un año que sé que en 2013 se publicaría En manos enemigas, la séptima entrega de la saga se ha hecho esperar CUATRO largos años (gran tirón de orejas a La Factoría por dejarme así durante tanto tiempo… ¡he estado a punto de intentar leerlos en inglés!) y que he tenido que releer aprovechado las segundas ediciones que se hacían de los anteriores libros, eso sí, la saga ha seguido avanzando en los USA, alcanza ya las trece entregas, y se ha expandido a través de antologías y sub-series que me muero por leer.

Personalmente este es el lanzamiento del año de La Factoría de Ideas y rezo porque algún día se animen a publicar alguna de las muchas sagas que escribe David Weber, el mejor autor de space opera militar que existe. Un género que, eso sí, gracias a La Factoría tiene presencia en España y que me tiene absolutamente enganchado con la saga de Honor Harrignton (por mi pueden publicar 3 libros al año, me parecerían pocos) y con la de La Flota Perdida, de la otra saga os hablo más abajo.

China Miéville está de moda, parece mentira pero después de varios años siendo uno de esos autores que estaban más o menos a la sombra, apreciado por un fiel puñado de fans que sabíamos de su calidad, ahora se ha convertido, en España, en un escritor mediático que está arrasando gracias a libros como Embassytowm, aunque yo soy más de La Estación de Calle Perdido, así que su penúltima novela, Kraken, llega a tiempo para los entusiastas del escritor británico que seguro lo recibirán con los brazos abiertos.

Otro autor que se ha conseguido consagrar en España es Steven Erikson con su saga Malaz: El libro de los Caídos que en noviembre alcanzará su sexta entrega: Los Cazahuesos. Imprescindible para muchos y un descubrimiento pendiente para los demás, además cuenta con edición de bolsillo.

Aunque parezca increíble la moda de los zombies aún continua, y La Factoría ha publicado unos cuantos libros de este género, en octubre regresará Jonathan Maberry (Paciente Cero) con un nuevo libro: Lucifer 113, apto para los fans del género.

Grata noticia me supone la nueva edición de Un Fuego sobre el Abismo, de Vernor Vinge, el premio Hugo de 1993, anteriormente editado por Ediciones B llega ahora en una nueva edición de mano de La Factoría a la que espero que sigan más libros de este genial escritor.

Al comienzo del artículo os hablaba de mi adicción a la space opera militar, gracias a La Factoría sigo tres sagas de space opera militar (y, creo, son casi los únicos que publican este género) así que cada nuevo libro es una grata noticia, el mes que viene tendré en mis manos la segunda entrega de la saga de Kris Longkinfe, tras Rebelde le llegaré el turno a la segunda novela de la saga creada por Mike Shepherd: Rebelde, y si os gusta, tranquilos, ¡¡lleva 14 libros en los USA!!

Y eso es lo que más destaco de los libros de La Factoría de aquí a finales de año, ¿y vosotros? ¿Qué os interesa leer?