Fue en los suplementos dominicales de “El Pequeño País“, en el año 1988, cuando el dibujante Alfonso Mejía ‘Azpiri‘ y el guionista José Ignacio Moreno Cuñat ‘Nacho‘ crearon un bonachón monstruo de gran tamaño llamado MOT (siglas acrónimas de Movimientos Orgánicos Telúricos) que cruza su destino con el de un adolescente llamado Leo tras salir de su televisor. ¿El resultado? Cuatro años de aventuras y mágicos viajes interdimensionales.