Cuando un libro llega a las librerías con el nombre de George R.R. Martin en la portada, el volumen ya tiene garantizada un buen número de ejemplares vendidos independientemente de su contenido. Si, además, el libro en cuestión es un cuento infantil del autor de “Canción de Hielo y Fuego” con dragones y esos ambientes nevados tan propios de su obra… se convierte en indispensable.

image1A Adara le gustaba el invierno por encima de todas las cosas, pues cuando el mundo se enfriaba venía el dragón de hielo.
No estaba segura de si era el frío el que traía al dragón, o el dragón el que traía el frío. Tampoco le importaba. Tales cosas podían preocupar a su hermano Geoff, desde luego no a su hermana Teri y difícilmente a su padre, John, al que solo inquietaba Adara… Porque se parecía a Beth, pero no tenía su calor. Porque llevaba el invierno dentro. Y porque cada vez que la tocaba notaba el frío, y se acordaba de que Beth murió en el parto, por su culpa.
Adara por su parte solo soñaba con que volvieran el frío y el dragón, cuya aparición era tan poco común que, al verlo, todos los niños señalaban con el dedo asombrados mientras los mayores murmuraban y sacudían la cabeza: los dragones de hielo traen el frío, y acortan la temporada de siembra.
El año de su séptimo cumpleaños Adara recibió la visita de un dragón de hielo cuando más lo necesitaba, porque su familia y su pueblo estaban siendo atacados por los ejércitos enemigos, y menos lo esperaba: en pleno verano.
Al poco, el invierno desapareció de Adara.

George R.R. Martin está de moda. El éxito de la serie de televisión de la cadena HBO basada en su saga “Canción de Hielo y Fuego” le ha convertido en un escritor de reconocimiento internacional, y su obra de fantasía ha superado los límites del género, mal considerado como menor y propio de lectores adolescentes, para saltar a las listas de bestsellers en todo el mundo.
Autor de numerosos relatos breves en los que mezclaba ciencia ficción, fantasía y terror con tanta capacidad literaria como la que ha demostrado en sus cinco populares entregas de “Canción de Hielo y Fuego”, en las poco más de cien páginas de “El dragón de hielo” (“The Ice Dragon”) del año 2004 el barbudo escritor de New Jersey nos demuestra su habilidad para tejer una historia que seducirá a pequeños y a mayores, un conmovedor relato de una amistad entre una niña especial y su compañero de juegos dracónido que puede con todas las barreras.
Y las ilustraciones delicadas de Verónica Casas contribuyen a convertir esta edición exquisita en una joya indispensable para nuestra librería. Imprescindible para los fans de Martin, ganador del Premio Ignotus al “mejor relato corto extranjero” en el año 2004 con este relato.

El dragón de hielo.
Autor: George R.R. Martin (www.georgerrmartin.com)
Ilustraciones: Verónica Casas (www.vk-art.com)
Traducción: Ignacio Gómez Calvo
Colección: Ilustrados
ISBN: 9788484410201
Formato: 19x23cm. Cartoné.
Páginas: 72
Precio: 15,95 euros

Más información en www.editorialmontena.com