Han habido varias secuelas, varias novelas y un proyecto cinematográfico rumoreado, pero el origen está en el videojuego de ciencia-ficción action-play de Bioware del año 2008, ambientado en el año 2183, cuando la humanidad ya ha entrado en contacto con otras razas alienígenas. Si Isaac Asimov levantara la cabeza… se compraría una Xbox para poder jugar a “Mass Effect“.