***

Escaso presupuesto, una cámara fisgona que se mete en la vivienda de una pareja que queda embarazada sin haberlo planificado y los filma en primerísimo plano mientras dialogan, discuten, se quieren y se hacen compañía a la espera de la nueva vida que está por llegar y un parto filmado con especial pericia y que muestra todo lo bello y fascinante que es el acontecimiento, su magia y hermosura, la responsabilidad que conlleva y el cambio que supone para quienes lo disfrutan. Es cine de autor, naturalista, pegado a la realidad, cinema verité y está urdido con el consentimiento de los dos actores protagonistas que son pareja real y dieron el sí a este peculiar experimento. Se ve con curiosidad en todo momento, pero resulta difícil conectar sentimentalmente dejándote algo frío y no debería porque está pensada para todo lo contrario. Ganó la Biznaga de Oro del festival de Málaga y también los premios a mejor dirección y mejor actriz.