Llegan más noticias sobre el próximo Saló del Còmic de Barcelona, que se nos aventura de altísimo nivel. A la larga lista de prestigiosos autores invitados, a los interesantes concursos y eventos anunciados, y a las interesantísimas exposiciones programadas se añade ahora un homenaje a Winsor McCay y su mítica serie “Little Nemo in Slumberland“.

image1A principios del mes de Mayo se celebra en Barcelona la 30a edición del Salón Internacional del Cómic, el Saló, y Ficomic sigue desvelando poco a poco los aspectos más importantes del evento, como las exposiciones y los invitados. Entre los primeros, ya conocemos que tendremos “Robots en su tinta” sobre la robótica y el cómic, “Spiderman. 50 años enredándose” sobre el popular superhéroe creado por Stan Lee y Steve Ditko, “Hazañas gráficas de Jordi Longarón” dedicada a la trayectoria del dibujante e ilustrador ganador del Gran Premio del pasado Salón del Cómic, “Dibujantes de Paco Roca” dedicada al ganador de los premios a la Mejor Obra y Mejor Guión del pasado Salón del Cómic, “El arte de Blacksad por Juanjo Guarnido”, “Tú me has matado de David Sánchez” y “Naufraguito”, centrada en el ganador del premio al mejor fanzine de la pasada edición del Salón del Cómic. A todas ellas se añade ahora una gran exposición antológica de Winsor McCay y su “Little Nemo”:

El Salón Internacional del Cómic de Barcelona quiere rendir un homenaje a uno de los grandes maestros y a la vez pioneras del cómic como es Winsor McCay (1869-1934) con una exposición de carácter antológico. Se podrán ver páginas originales de su mítica serie Little Nemo in Slumberland, además de mostrar páginas de prensa de la época donde se reprodujo este cómic. La muestra también incluye originales de otras series suyas como Little Sammy Sweeze y Dream of the Rarebit Fiend, así como ilustraciones políticas de la época. La exposición está comisariada por Vicent Sanchis, periodista e historiador de cómic, que cuenta con originales procedentes de su colección, así como páginas cedidas per Bernard Mahé y Jaume Vaquer.
El cómic acababa de nacer cuando Winsor McCay fue capaz de tocar techo, alcanzar la maestría y desplegar un mundo de sueños que se puede considerar la culminación del nuevo arte. Un siglo después nadie ha sido capaz, como McCay, de generar un concepto semejante, una combinación sorprendente donde la imaginación encaje a la perfección dibujos, sueños, pesadillas, personajes, arquitectura, paisajes, paraísos e infiernos. Más allá de cualquier moral. Eso es Little Nemo, el sueño de la perfección de Winsor McCay. Esta exposición reúne los originales que permiten captar la creatividad de su creador en su máxima expresión.
Winsor McCay desarrolló una actividad como dibujante frenética, compulsiva. Empezó a trabajar en la prensa como ilustrador en 1889. Des del primer momento fue capaz de crear y combinar chistes gráficos, ilustraciones, caricaturas y dibujos políticos, páginas de cómic de series diferentes y los primeros grandes intentos de películas de dibujos animados. McCay empezó a despuntar en el estilo que después lo caracterizaría con las series Little Sammy Sneeze (1904) y Dream of a Rarebit Friend (1904), unas historias en las que los personajes y la estructura de la página transgredieron los cánones y los límites que el cómic empezaba a incorporar como definitorios. En 1905 empezó a dibujar su gran creación –Little Nemo in Slumberland– en las páginas dominicales del New York Herald.

Más información en www.ficomic.com