El año pasado nos sorprendió la noticia de la creación de «Celsius 232» (temperatura a la que arde el papel) y la presencia de George R.R. Martin, y parecía complicado que este año nos sorprendiesen con un autores de tanta envergadura… Nos equivocábamos. Con Joe Abercrombie y Steven Erikson, la calidad está asegurada.

 

Avilés se convirtió en un punto de referencia para los amantes del cómic gracias a las Jornadas del Cómic de Avilés que tras las diecisiete ediciones anteriores son, sin duda, uno de los eventos de referencia de España ¿y de Europa?. Desde el año pasado Avilés también es un punto de referencia para los amantes de la literatura fantástica, y es que la creación del Celsius 232 copia la fórmula de las Jornadas del Cómic y lo hace con algunos de los autores más destacados del panorama de la fantasía nacional e internacional.

Si el año pasado la figura del creador de Canción de Hielo y Fuego nos tentaba con la posibilidad de visitar Avilés este año el listado que de momento tenemos es, francamente, espectacular; David Monteagudo, Virginia Pérez de la Puente, Jon Courtenay Grimwood, Joe Abercrombie, Steven Erikson, Nina Allan, Javier Ruescas, Ismael Martínez Biurrún, Juan de Dios Garduño y Emilio Bueso.

A priori podemos decir que Joe Abercrombie y Steven Erikson, son las “cabezas de cartel”, dos autores que están un peldaño por debajo de alguien como Martin pero que están demostrando mucha más profesionalidad que éste (ellos sacan prácticamente un libro al año) y una calidad pareja. Con Nina Allan y Jon Courtenay Grimwood completan un listado de autores extranjeros muy tentador.

En cuanto al cartel autóctono tenemos a unos pocos autores, aunque seguro que se irán agregando más conforme nos acerquemos a las fechas de celebración del Celsius 232; David Monteagudo, Virginia Pérez de la Puente, Javier Ruescas, Ismael Martínez Biurrún, Juan de Dios Garduño y Emilio Bueso. La mayoría de ellos no necesita presentación y el resto son jóvenes promesas a los que hay seguir con mucho cuidado.

Personalmente me he quedado muy impresionado con este cartel, y, una vez más, me planteo el volver a visitar Avilés otra vez (estuve por motivos laborales y os recomiendo visitarla, ¡qué bien se come!), aunque con la mochila cargada de libros…

Celsius 232