«Género de cómic japonés, de dibujos sencillos, en el que predominan los argumentos eróticos, violentos y fantásticos«. Así ha definido el manga la Real Academia Española, una mala traducción de la definición del Oxford Dictionary, y ha faltado tiempo para que le lluevan palos desde todos los rincones, empezando por Ficomic. ¡Y con toda la razón! En la RAE solamente hay un montón de intelectuales ignorantes y caducos.