Nueve carteles de películas de próximo estreno, o de reciente estreno, donde conviven humildes sleepers y ambiciosos blockbusters que se preparan para el invierno y el nuevo año, donde comparten espacio los ganadores del favor de la crítica y el público y los grandes derrotados de la taquilla, los premios y los festivales: Ice Age 4: La formación de los continentes, Madagascar 3: De marcha por Europa y Sin rastro.

20th Century Fox y Blue Sky Studios vuelven a unir sus caminos para producir una cuarta entrega de la saga de películas de animación «Ice Age», una de las franquicias de dibujos animados más exitosas (y más lucrativas) de los últimos años. Así, tras haber enfrentado a los peludos animales protagonistas con la aventura de devolver un bebé humano perdido a su familia («Ice Age», en el año 2002), con un catastrófico deshielo («Ice Age 2: El Deshielo» en el año 2006) e incluso con los dinosaurios («Ice Age 3: El origen de los dinosaurios» en el año 2009), en esta cuarta entrega titulada «Ice Age 4: La formación de los continentes» («Ice Age 4: Continental Drift») los protagonistas se enfrentarán a un viaje a la deriva, de final incierto, sobre un gran iceberg.
Dirigida por Steve Martino y Mike Thurmeier, a partir de un guión de Michael Berg y Jason Fuchs, en «Ice Age 4: La formación de los continentes» la obsesión de la ardilla Scrat por las bellotas tiene unas consecuencias geográficas y atmosféricas que cambiarán al mundo tal y como lo conocían hasta entonces: un cataclismo continental que provocará la deriva continental de Pangea. Mientras Manny, Diego y Sid vivirán su particular aventura marina, la película también nos descubrirá a la cascarrabias abuela de Sid, a una pintoresca colección de piratas entre los que se encuentra el Capitán Gutt, los problemas de Manny con su mujer Ellie y su hija Morita o la relación del solitario Diego con una tigresa dientes de sable llamada Shira.
En esta ocasión, las voces habituales de Ray Romano como Manny, de John Leguizamo como Sid, de Denis Leary como Diego y de Queen Latifah como Ellie reciben la llegada de la exhuberante latina Jennifer López para dar voz a la tigresa Shira o al pequeño Lannister de «Juego de Tronos» Peter Dinklage para ceder su voz al Capitán Gutt.
¿Era necesaria una cuarta «Ice Age»? Si nos remitimos solamente a los datos de la taquilla es evidente que sí: «Ice Age: La Edad de Hielo» recaudó 206 millones a nivel internacional, «Ice Age 2: El Deshielo» recaudó 460 millones cuatro años después y «‘Ice Age 3: El Origen de los Dinosaurios» se aupó hasta los 886 millones de dólares. Unas cifras que para los productores son motivos más que suficientes para embarcarse en una nueva película de Manny, Diego, Sid,… y Scrat. (www.iceage4.es)

Tres directores (Eric Darnell, Tom McGrath y Conrad Vernon) para una única película no suele significar lo mismo que tres guionistas para una sola cinta. En el segundo caso, un número elevado de guionistas suele indicar un guión reescrito y revisado varias veces, con muchos cambios introducidos para satisfacer a los caprichosos productores de la cinta. En conclusión, un producto que no convence a nadie y que tiene todas las papeletas para fracasar en cartelera.
En «Madagascar 3: De marcha por Europa«, por el contrario, disponer de tres directores no es nada extraño. Las películas de animación suelen contar con un par de directores como mínimo (Nathan Greno y Byron Howard en «Enredados», Carlos Saldanha y Mike Thurmeier en «Ice Age 3», Mark Andrews y Brenda Chapman en «Brave», Andrew Stanton y Lee Unkrich en «Buscando a Nemo»,…), y en la película que nos ocupa los dos directores de las entregas precedentes de la serie, Eric Darnell y Tom McGrath, suman el talento de Conrad Vernon («Shrek 2», «Monstruos contra alienígenas») para hacer crecer el dueto. En conclusión, datos suficientes para confiar en un éxito o, como mínimo, que no será un fracaso.
En «Madagascar 3: De marcha por Europa» («Madagascar 3: Europe’s Most Wanted»), y tras su última peripecia africana, los protagonistas Alex, Marty, Gloria y Melman (y los cuatro pingüinos) ansían regresar a su hogar en Nueva York, aunque su travesía les lleva primero a Europa, donde deberán rescatar a los pingüinos y huir de una funcionaria de control de animales enrolados en un circo, y donde conocerán a un montón de nuevos amigos como un león marino italiano llamado Stefano, un tigre ruso llamado Vitaly y una jaguar sudamericana llamada Gia.
A las voces de Alex (voz de Ben Stiller en la versión original), Marty (Chris Rock), Melman (David Schwimmer), el rey Julien (Sacha Baron Cohen) y Gloria (Jada Pinkett Smith), se suman ahora Frances McDormand como la capitana de policía Chantel DuBois, la española Paz Vega como Carmen, Bryan Cranston como Vitaly, Martin Short como Stefano y Jessica Chastain como Gia.
La tercera entrega de la franquicia animada, tras «Madagascar» en el año 2006 y «Madagascar 2» en el año 2008 (y la serie de televisión spin-off «Los pingüinos de Madagascar» del canal Nickelodeon) ha arrancado muy bien en los EE.UU., con una recaudación de 60 millones de dólares en su primer fin de semana, cosa que permite vaticinar que se convertirá en uno de los blockbusters de este verano en nuestro país. (www.madagascarmovie.com)

Amanda Seyfried (Allentown, Pensilvania, EE.UU., 1985) es una actriz y cantante considerada como una de las jóvenes actrices más prometedoras en la industria del cine. De la pequeña pantalla («As the world turns», «All my children», «Big love») saltó al cine con «Chicas malas», «Nueve vidas» y «Alpha Dog» para dar el gran salto con «Mamma mia!» de Phyllida Lloyd junto a Meryl Streep, donde lució su habilidad vocal en el papel de Sophie. Después ni «Jennifer’s body», ni «Chloe», ni «Querido John», ni «Cartas a Julieta», ni «Caperucita roja», ni «In time» se convirtieron en éxitos de taquilla o de público y su prometedor camino directo al estrellato se ha torcido y ha seguido un sendero secundario que es difícil predecir donde va a llevarla.
Seyfried ha rodado recientemente para Lionsgate «The Wedding», en la que comparte cartel con Robert De Niro, Katherine Heigl, Robin Williams y Susan Sarandon, bajo la dirección de Justin Zackham («Ahora o nunca»), que tiene previsto su estreno en Estados Unidos en el último trimestre de 2012. También tiene en posproducción con Millennium Films «Lovelace», un drama dirigido por Rob Epstein y Jeffrey Friedman, que cuenta la historia de Linda Lovelace, la primera estrella del mundo del cine porno, que sufrió los abusos de la industria y de su maltratador marido, hasta que decidió plantar cara y recuperar el control de su vida. Millennium Films estrenará la película a lo largo de 2012. Y Seyfried se encuentra además rodando para Universal la adaptación cinematográfica del famoso musical basado en la novela de Victor Hugo «Los miserables», en la que interpreta a Cosette, y que protagoniza junto a Anne Hathaway, Russell Crowe y Hugh Jackman, con Tom Hooper («El discurso del rey») como director
Dirigida por Heitor Dhalia, «Sin rastro» («Gone» es su título original en inglés) es una thriller que nos cuenta la historia de Jill Parrish, que regresa a su casa después de pasar la noche trabajando y descubre que su hermana Molly ha sido raptada. Jill sospecha que el secuestrador es el mismo que la atormentó a ella años atrás. Nadie cree a Jill, por lo que deberá luchar por sí sola contra reloj para encontrar al misterioso asesino, sacar a la luz sus secretos y evitar que acabe con la vida de su hermana.
Acompañan a Amanda Seyfried en el reparto Jenifer Carpenter (la serie de televisión «Dexter», «Quarantine», «El exorcismo de Emily Rose»), Daniel Sunjata («El caballero oscuro la leyenda renace», «La cazarrecompensas», la serie de televisión «Anatomía de Grey»), Wes Bentley («Los juegos del hambre», «Underworld el despertar»), Emily Wickersham y Sebastian Stan, entre otros. (www.sinrastrolapelicula.es)

{gallery}cine/ensalada418{/gallery}