Basada en la fábula del flautista de Hamelín, la película se centra en una joven compositora que se encuentra frente a la oportunidad de su vida cuando recibe el encargo de componer el tercer movimiento de la partitura que su difunta mentora dejó incompleta al morir repentinamente. Sin embargo, pronto descubrirá que tocar esas notas conlleva repercusiones mortales, lo que la llevará a desenmascarar los orígenes perturbadores de la melodía y la malvada fuerza que ésta despierta.