La Leyenda de Kell es la primera entrega de la Trilogía de los Mecavampiros , una ambiciosa historia de fantasía con mezcla de steampunk con la que Andy Remic se da a conocer al público español.

“La Leyenda de Kell” (Andy Remic, Dilatando Mentes)La Leyenda de Kell / Trilogía de los Mecavampiros 1
Andy Remic
Traducción: José Ángel de Dios
ISBN: 9788494520341
376 páginas
Rústica con solapas
Ed. Dilatando Mentes
Previo de 50 páginas
18.95 €

La Leyenda de Kell es una historia de aventuras y fantasía épica, de ritmo rápido, que transcurre en la hermosa y noble tierra de Falanor, la cual es invadida por una raza de criaturas llegadas de más allá de las Montañas de Puntas Negras, conocidas como mecavampiros (o, como sería más adecuado decir, vampiros con mecanismo de relojería). Son seres de carne y hueso, sí, pero tienen integrado en su seno un avanzado sistema tecnológico de relojería que les obliga a alimentarse de Aceite de sangre; alimento que obtienen refinando la sangre previamente extraída a un cadáver humano. Cuando sus recursos se agotan, los mecavampiros envían al Ejército de Hierro de los albinos que tiene bajo su yugo, junto con unas criaturas altas y de mortales dedos huesudos llamadas Segadores, en busca de nuevas reservas de sangre… A medida que el norte del país va cayendo en cuestión de días, Kell, un viejo soldado ahora retirado, su nieta Nienna, Kat, una amiga de esta y Saark, un dandy presumido, se unen y se ponen en marcha para alertar a su Rey. Pero Nienna, Kat y Saark pronto descubrirán que ese viejo y maltrecho soldado está lejos de ser el héroe que su épica leyenda dice que es…

La Leyenda de Kell es el primer libro de la trilogía de los Mecavampiros, una saga escrita por Andy Remic que Dilatando Mentes ha comenzado a publicar en nuestro país en una edición numerada y repleta de material extra. En esta primera entrega conoceremos a un anciano Kell, un héroe con más grises que luces, que deberá volver a empuñar a su hacha de aceite de sangre, Ilanna, un arma inteligente que en el pasado le empujó a los Días de la Sangre, una época de su vida que le avergüenza en exceso y de la que intenta huir desde entonces. Curiosamente esos Días de Sangre lo convirtieron en leyenda para los habitantes de Falinor. Pero la amenaza de los mecavampiros, y el hecho de que éstos estén arrasando, una por una, las poblaciones de Falanor para obtener sangre, y el peligro que esto supone para su nieta Nienna, es lo que le llevará a convertirse, una vez más, en el héroe de Falinor.

“La Leyenda de Kell” (Andy Remic, Dilatando Mentes)Andy Remic, escritor de La Leyenda de Kell, no duda en otorgar gran parte del mérito de su libro a David Gemmel (autor que no he leído, pero tranquilos que le pondré remedio este verano) aunque si analizamos un poco al propio Kell no podremos obviar que también debe mucho a Conan el Bárbaro, o Conan Rey mejor, y a Elric de Melniboné. Hay, incluso, una nada velada referencia al Ciclo Artúrico en la figura de Saark.

Pero lo chocante son los propios mecavampiros, seres más propios del steampunk que de la fantasía épica “pura”, y que Remic utiliza como fuerza de destrucción a la que la humanidad no parece capaz de enfrentarse, ni siquiera el propio Kell, en sus primeras páginas (porque conforme va avanzando el libro le va cogiendo el “tranquillo” a eso de matar mecavampiros y similares, no os preocupéis), son una amenaza que no hace prisioneros y que tan sólo se limita a arrasar y destruir toda vida que encuentran a su paso.

La Leyenda de Kell es pues un libro de fantasía épica al más puro estilo clásico… sólo que aderezado por unos toques que convierten a la “amenaza a afrontar” en un imparable ejército que eleva la épica del libro al dar la impresión, bastante acertada, de que Kell y sus compañeros se enfrentan a un enemigo imparable.

Remic comienza el libro con diversos escenarios y al principio cuesta un poco cogerle el ritmo a La Leyenda de Kell, si bien es cierto que conforme avanza la trama también lo hace la necesidad de seguir leyendo, pero acaba con un cliffhanger después de una emoción sostenida que acaba, que os dejará con muchísimas ganas de leer Ladrones de Almas, en 2018.

En cuanto a la edición de Dilatando Mentes os diré que, a pesar de ser una editorial pequeña se esfuerzan lo indecible por ofrecer a sus lectores unas ediciones especiales: tirada limitada y numerada, ilustraciones en el interior del libro, material extra a modo de artículos, una cabecera especial para el inicio de los capítulos, portadas nuevas (aunque aquí, siendo crítico, diré que la portada original es más espectacular y vistosa), todo lo necesario para que veamos el cariño con el que editan y cómo nos miman a sus lectores.

En definitiva, puede que La Leyenda de Kell tarde un poco en “carburar”, pero cuando se mete de lleno en la épica Andy Remic logra interesar al lector sobremanera, y es que ha dibujado una batalla apocalíptica en la que Kell, el héroe, deberá hacer maravillas para solventar todo lo que el británico le arroja encima ya sólo en este primer libro de la Trilogía de los Mecavampiros.