Llega el verano y Ediciones B nos alegra las vacaciones con este Mortadelo y Filemón. Guía para las vacaciones, que seguramente no servirá para que os podáis permitir unas vacaciones más lujosas, pero sí para que las disfrutéis con una sonrisa en la boca.

"Mortadelo y Filemón y su Guía para las Vacaciones" (Francisco Ibáñez, Ediciones B)Mortadelo y Filemón. Guía para las vacaciones
Francisco Ibáñez
Páginas: 144
Formato: 12 x 20 cm
ISBN: 978-84-666-6148-5
PVP: 13.00 €

¡A PARTIR DE AHORA, TUS VACACIONES SERÁN DIFERENTES!

AUNQUE NO SABRÍAMOS DECIRTE SI PARA BIEN O PARA MAL.

¡Descubre el apasionante mundo del turismo, los viajes, las caravanas de coches, las malditas playas abarrotadas, la clavada con la cervecita de 5 euros en el chiringuito… la puñetera paella chamuscada de… estooo… de la mano de los dos mejores agentes de la T.I.A! ¡La guía definitiva del amante de la siesta y la fiesta!

En esta obra te revelamos interesantes asuntos:

• ¿Sabías que Mortadelo y Filemón suelen pasar sus vacaciones en un centro de alto rendimiento? (para rendirse ante el enemigo con mayor facilidad).

• ¿Sabías que Ofelia provocó un eclipse solar en la playa de Calella al subir a un alto?

• ¿Sabías que el Súper se baña con un tanga de leopardo?

Una obra imprescindible que no solo te abrirá los ojos sino también los bolsillos, pues conocerás lugares fabulosos y hoteles caros del copón.

¡Después de leer esta guía, no tendrás ganas de volver al trabajo! G A R A N T I Z A D O

Hace bastantes años, Mortadelo inundaba los quioscos con sus revistas. Cuando se acercaban las épocas estivales, corríamos a comprar los extras veraniegos, con más páginas y alguna sorpresa en forma de historieta de los agentes de la TIA y sus desventuras veraniegas.

De un tiempo a esta parte nos tenemos que contentar con las aventuras largas, en Olé y Magos del Humor. Y con algún especial, casi siempre relacionado con el evento deportivo de turno. Este año Ediciones B anuncia una especial para las vacaciones de su colección de Guías para la vida y nos llena de alegría.

Estos tomitos de 144 páginas, tapa dura y formato reducido se inspiraron allá por 2003 en La guía para la vida de Bart Simpson, publicada originariamente en 1993 y que parodiaba los libros de autoayuda. Te enseñan cosas útiles para desenvolverte adecuadamente en tu día a día, o en situaciones insólitas, con el objetivo de salir triunfante de cualquiera de ellas.

Mortadelo y Filemón y su guía para las vacaciones es el octavo tomo de este tipo, y no será el último, seguro. Las buenas ventas avalan este producto. Y gran parte del éxito de este curioso combinado se debe a Juan Carlos Ramis, que aparece acreditado desde la segunda Guía, para el Joven de hoy en día. Ramis es el creador de los personajes Sporty y Alfalfo Romeo entre otros, y tuvo su mejor momento en los 80 y los 90 en las cabeceras de Mortadelo, Super López, TBO y Zipi y Zape, donde incluso llegó a relanzar a los gemelos de Escobar en colaboración con Cera con el que hizo buenas migas (junto a él creó los Xunguis).

Ramis es un profundo conocedor del universo de Ibáñez, y lo demuestra con muchas referencias y huevos de pascua (Borricón de Arriba por doquier). Su trabajo es minucioso y como él mismo cuenta (entrevista en El rincón del Taradete), estas guías las hace en su tiempo libre, sin prisas, y realiza los gags en función de las imágenes de las que dispone, que no son pocas. Son tantas las situaciones en las que se han visto envueltos Mortadelo y Filemón, que el trabajo de Ibáñez es una fuente inagotable de gags para todos los temas. En esta guía que nos ocupa, Ramis reutiliza las portadas de extras veraniegos, así como cientos de anécdotas de los agentes en época estival. Se echa en falta algún dibujo original, como había en otras guías (sólo la portada, dibujada y entintada por el propio Ibáñez es la excepción, porque el “Tontoterreno”, si no me equivoco, es un montaje). Todas las páginas contienen dibujos del maestro, salvo la ya clásica aparición de la viñeta de Casanyes, que se ha convertido en un juego más. Aparte de la recopilación, el mérito de Ramis con el montaje, la maquetación y el diseño, es conseguir que toda esta acumulación de cosas sea divertidísima, muy cafre (aunque apta para todos los públicos). Por poner un ejemplo, la sección “operación bikini” con Ofelia es descacharrante a la vez que cruel con la secretaria. Todo está tan bien medido en esta guía que no hay hueco para el aburrimiento y pasar cada página nos depara sorpresa tras sorpresa. Choca ver los monos del Ibáñez más clásico en la sección “Buceo y pesca submarina”, pero esta es una demostración más de que las guías están abiertas a todas las épocas, y que Mortadelo nunca perdió la gracia dando igual de qué año sea la viñeta combinada. Al final aparece el clásico test, igual de despiporrante que el resto de páginas, y que recomiendo completar.

Para resumir, Mortadelo y Filemón. Guía para las vacaciones es un libro de los auténticos Mortadelo y Filemón muy recomendable, una realización estupenda de Juan Carlos Ramis, y quizás lo más divertido que se puede encontrar hoy en día a la venta. Para reír sin parar.