Tengo que reconocer que aún no he leído nada Alastair Reynolds, pero como tengo mucho mono de space opera seguramente acabe leyendo pronto “Casa de Soles“. Y si me gusta, caerá toda la serie de “Espacio Revelación“. De momento, eso sí, puedo deciros que ya tengo este libro y que pronto os contaré cómo está.

Casa de Soles.La Factoría de Ideas presenta "Casa de Soles"
Autor: Alastair Reynolds
Titulo original: House of suns 
Premios: British SF 
Traducción: Álvaro Sánchez-Elvira Carrillo
Fecha de publicación: noviembre de 2011 
Formato: 23x15cm. Rústica con solapas 
Páginas: 384
PVP: 20,95 euros
ISBN: 9788498007206
Colección: Solaris Ficción num. 158 
Género: Space Opera

Periódicamente, los shatterlings del clan Gentian han de reunirse en una ostentosa celebración para intercambiar sus recuerdos. Pero algo no va bien: dos de ellos van a llegar unas décadas tarde a la reunión. A su crimen se suma el hecho de que están enamorados. Lo único que se interpone entre ellos y una posible excomunión del clan es un robot llamado Hesperus, de la metacivilización de los mecánicos. Sin embargo, Hesperus tiene amnesia.

Mientras los amantes esperan el castigo que puedan sufrir a manos de sus hermanos clones, interceptan una inesperada y angustiada comunicación que les aconseja que eviten el lugar de reunión a toda costa. Tras seis millones de años de estabilidad, alguien ha decidido que ha llegado el momento de poner fin al clan Gentian.

«Alastair Reynolds es comparable a Philip K. Dick o A. E. Van Vogt. Él, además, es científico, y eso es lo que hace tan interesante su obra.» —The Guardian

«Los conceptos explorados en Casa de Soles están tan alejados de nuestro tiempo que algunos de los capítulos rozan la fantasía. El autor ha salido victorioso en una historia que pocas veces se ha visto en el género de la ciencia ficción.» —Locus

«Reynolds juega con un lienzo de tamaño galáctico y utiliza la ciencia para respaldar sus grandes ideas… En su universo, los milenios parecen días.» —SF Signal

«Casa de soles es una space opera de última generación; utiliza todos los nuevos clichés de la ciencia ficción, como la antigravedad, los amortiguadores de inercia, los campos de fuerzas y los campos de estasis.» —The Guardian