En los últimos años se han puesto de moda en Hollywood las producciones basadas en los mitos griegos, en los dioses del Olimpo, en los héroes de Troya, en la hazañas de los espartanos y otras historias ambientadas en el pasado helénico. «Inmortals«, de Tarsem Singh, es la última en apuntarse a la lista.

Durante muchos años los creativos de Hollywood (y los de la CineCittá italiana) explotaron incansables el filón que ofrecía la mitología griega y el peplum, cine de mayor o menor calidad que ambientaba sus historias en la época clásica, en romanos y griegos vestidos con túnica, con dioses crueles que jugaban sin piedad con los seres humanos y héroes valientes enfrentados a monstruos mitológicos. De la abundancia y el abuso se pasó al silencio casi absoluto y al olvido de un género que ahora, cincuenta años después, reverdece sus laureles. «Gladiator», «Troya», «300», «Furia de Titanes»,… el género regresa para hacerse un hueco en la cartelera.
«Inmortals» nos cuenta como, eones después de que los dioses vencieran a los titanes, un nuevo peligro maléfico amenaza la tierra. Enloquecido por el poder, el rey Hiperión ha declarado la guerra a los hombres. Después de reunir a un ejército sediento de sangre formado por soldados que él mismo mandó desfigurar, Hiperión quema Grecia a su paso mientras busca un arma de poder inimaginable, el legendario arco Epiro, hecho por Ares en el Olimpo.
El hombre que posea este arco podrá liberar a los titanes, que llevan encerrados detrás de los muros del monte Tártaro desde el principio de los tiempos y claman por vengarse. En manos del rey, el arco significaría la destrucción de la raza humana y la aniquilación de los dioses. Pero la ley prohíbe que los dioses se entrometan en los conflictos de los hombres. Nada pueden hacer para detener a Hiparión, hasta que un campesino llamado Teseo les devuelve la esperanza.
Zeus encomienda en secreto una misión a Teseo, la de salvar a su pueblo de Hiperión y sus hordas. Después de reunir a un grupo entre el que se encuentra la visionaria sacerdotisa Fedra y el astuto esclavo Stavros, el héroe deberá encabezar la rebelión si no quiere ver su patria destruida y la desaparición de los dioses.
Protagonizada por Henry Cavill como Teseo, Mickey Rourke como el rey Hiperión, Freida Pinto como la sacerdotisa Fedra, Luke Evans como el joven Zeus, Kellan Lutz como Poseidón, Isabel Lucas como Atenea, John Hurt como Zeus, Stephen Dorff como el esclavo Stravros, Daniel Sharman como Ares y Corey Sevier como Apolo, «Inmortals» está dirigida por Tarsem Singh (responsable del videoclip de «Losing My Religion» de REM, «La celda», «The fall»), a partir de un guión de Charley Parlapanides y Vlas Parlapanides y producida por los responsables de «300», Gianni Nunnari y Mark Canton. En 3D y con mucho CGI, como empieza a ser habitual en cualquier película que aspire a ser un blockbuster.

{youtube}8yCOm1uUE4o{/youtube}