Publicado ya el segundo volumen de “Irredeemable” hay que reconocer que Mark Waid está disfrutando, y haciéndonos disfrutar, con un protagonista de la serie que causa auténtico pavor. Es una gozada ver cómo Plutoniano se convierte en el mayor peligro de la Tierra, mientras El Paradigma se esconde aterrado.

 

"Irredeemable vol. 2" (Mark Waid y Peter Krause, Norma Editorial)IRREDEEMABLE 2
Guión: Mark Waid
Dibujo: Peter Krause
Formato: Rústica
Tamaño: 17 x 26
Páginas: 112
Color 
ISBN: 978-84-679-0445-1
PVP: 13,00€
¿Y si el mayor superhéroe del mundo se convierte de pronto en el mayor supervillano? Mientras el Plutoniano sigue sembrando el caos y el terror, sus antiguos compañeros del Paradigma intentan recabar toda la información que pueden sobre su pasado para encontrar una forma de detenerle. Una investigación que les llevará hasta el sanctasantórum de su antiguo camarada. ¿Podrán los miembros del Paradigma descubrir una forma de detenerle? ¿Lo harán a tiempo? ¿O ya es demasiado tarde?

En este volumen se recopilan los números 5 a 8 de la serie regular que Boom! Studios publica en los USA y con la que han sabido llamar tan bien la atención de público y critica. Y es que ver como un personaje tan similar a Superman perdía la cordura y se convertía en la principal amenaza de la Tierra, cómo sus antiguos aliados caían muertos a sus pies, cómo el resto huía despavorido mientras intentaba encontrar las claves para derrotarlo… bueno, eso es una historia que cualquier lector de superhéroes quiere leer, y más si está tan bien escrita por Mark Waid y tan eficazmente dibujada por Peter Krause.

Tras los sucesos del volumen anterior el Paradigma se lame las heridas mientras Plutoniano amenaza al mundo entero, es un dios enojado y hará “justicia” sobre todos aquellos que se atrevan siquiera a criticarle. A través de algunos flashbacks descubrimos qué le pudo suceder, qué le llevó al punto de fractura, y locura, que lo convirtió en el enemigo de la humanidad que es ahora, así vamos descubriendo la figura de un humano con demasiado poder, un humano que, inevitablemente, enloquecerá ante la titánica labor que ha caído en sus manos.

Qubit intenta encontrar a Modius, el archienemigo de Plutoniano, para quizás encontrar así un aliado, es esta búsqueda la que les llevará al hogar del Plutoniano y a nuevas preguntas, junto a descubrimientos inquietantes sobre la personalidad de éste. Mientras Cary, aún afectado por la muerte de su hermano, tiende una trampa al Plutoniano y Bette Noir lucha por ocultar su relación con el Plutoniano a su marido.

Estamos ante un trabajo de libro por parte de Mark Waid, la mezcla perfecta entre flashbacks y acontecimientos del presente permite que la historia avance justo tal y como el guionista desea, con una progresiva marcha hacia un secreto tras otro, poco a poco van cayendo los velos que llevaron al Plutoniano a la locura, poco a poco conocemos más sobre su personalidad y empatizamos con un ser que, no cabía otra, acabó volviéndose loco por puro agotamiento. Aunque, naturalmente, siempre hay una mujer que te hace cruzar el umbral, ¿verdad? Pues sí, así lo entiende también un Waid que no sólo define al protagonista de la serie, sino que también sabe cómo hacer que el resto de personajes vayan ocupando su lugar en la función. Sinceramente, de matrícula de honor.

Gráficamente está un más que correcto Peter Krause, un hábil narrador que quizás no destaque por sus splash page, pero sí por saber impactarnos con escenas terribles, por silencios incómodos (ese rostro del Plutoniando cuando dice “quedemos en paz” es pura locura), por planos bien construidos… no, no es un artista hot, es un buen dibujante que ha aprendido a hacer su trabajo con la narrativa y la realidad por bandera.

Sobre la edición de Norma… sinceramente, sólo tengo un “pero”: me encantan los artículos y se echa de menos alguno en este volumen, dicho esto la edición es perfecta.

En definitiva, no podéis dejar pasar Irredeemable, sería un grave error, y os lo digo con la perspectiva de alguien que sigue la edición USA. Estáis advertidos.

Irredeemable #1