Segundo volumen recopilatorio de los Imposibles Vengadores que lleva por título “Ragnarok“, a la fuerza habida cuenta de lo que sucede en él, y que continua la etapa de Rick Remender.

"Imposibles Vengadores: Ragnarok" (Rick Remender, Daniel Acuña y otros, Panini Cómics)Marvel Now! Deluxe. Imposibles Vengadores 2. Ragnarok
Guión: Rick Remender
Dibujo: Salvador Larroca, Daniel Acuña, Steve McNiven
A Color
17×26 cm, 352 páginas
cartoné
Precio: 34,95 euros

¿Cuántos héroes necesitan morir para detener a los Gemelos Apocalipsis? ¿Cuál será el precio de la venganza de estos contra Kang? Un relato desesperado de traición y sacrificio. El epicentro de la etapa de Rick Remender se encuentra en estas páginas.

Sorprende, y muchísimo, que en Marvel Comics permitiesen a Rick Remender a continuar en la nueva serie de los Imposibles Vengadores el arco argumental que había trenzado en X-Force y que tiene su continuación directa en este segundo volumen y parte del anterior, donde la llegada de los gemelos Apocalipsis pone en jaque al equipo de Vengadores que tolera a los mutantes (lo siento, es que la idea me resulta tan absurda incluso ahora) y que tiene un primer desenlace realmente dramático porque vemos cómo van muriendo la mayoría del equipo poco a poco, en muertes realmente cruentas, cómo un Celestial destruye la Tierra y cómo todo desemboca en un futuro utópico para los mutantes, no tanto para los humanos que acaban siendo todos destruidos.

Por suerte Kang, y Kaos y Avispa, no se rinden y aún entonces se enfrentan a los gemelos, y al resto de mutantes supervivientes que se han unido para crear esta nueva sociedad a la que nuestros héroes, y cierto conquistador temporal del futuro, se enfrentan. Lo que parecía imposible se torna posible y los héroes supervivientes tendrán una nueva oportunidad de salvar a la Tierra en un enfrentamiento que pone a Kaos como el líder natural de los Imposibles Vengadores.

Aún quedará tiempo de preparar la próxima trama: ese Cráneo Rojo con los poderes de Charles Xavier que, sin entrenamiento alguno, se ha convertido en una amenaza realmente seria para la supervivencia mutante, y racial de muchos humanos, pero de esto habrá que hablar en el siguiente número.

Personalmente encuentro realmente interesantes estos Imposibles Vengadores, me repugna la idea de lo que ha hecho Cráneo Rojo, pero tengo que aceptar que el que un personaje de ficción sea capaz de despertar un sentimiento así es porque el escritor ha sabido hacer muy bien su trabajo. Y desde luego no se le puede negar haber cosechado una química fantástica entre lector y personajes, con guiños como ese romance imposible entre Kaos y la Avispa, al más puro estilo de los Vengadores, y con peleas entre los compañeros de equipo.

En cuanto al apartado gráfico sí que diría que el color que se le aplica a Daniel Acuña siempre me parece que podría tener unos colores, una composición de la propia página, que no fuese tan oscura. Desde luego es una impresión personal, pero me suele poner en modo alerta y saber que lo que viene… no suele ser muy positivo para los personajes involucrados y desde luego en Imposibles Vengadores las cosas se ponen muy oscuras antes de comenzar a brillar de nuevo. Eso sí, que este volumen contase con Salvador Larroca y Steve McNiven es un auténtico lujo que demuestra dónde invierte ahora Marvel el talento, y no es en los mutantes.

Estamos ante una de las mejores ediciones que nos puede ofrecer Panini Cómics, con un formato en cartoné, papel de calidad y tamaño superior al del comic-book tradicional, además incluyen material extra y artículo de presentación del volumen.

En definitiva y aunque me desvinculé de la grapa de Imposibles Vengadores en su momento debo reconocer que es una etapa realmente disfrutable, especialmente para aquellos que leyeron la etapa de Remender en X-Force.