Hace unos días, a principios de Diciembre, recibí en casa el Kindle que Amazon vende en España. Tras unos días de intenso uso puedo responder a la pregunta que encabeza este artículo con un rotundo sí. 

¿Merece la pena el Kindle de Amazon?Desde el 1 de diciembre Amazon ha comenzado a vender en España, desde su página web española, el Kindle, aunque en su versión más básica (nada de pantalla táctil ni de descuentos en el precio final por recibir publicidad en él). El modelo cuesta 99 euros, aunque hay que sumar entre 5 y 8 euros de gastos de envío, unos 30 euros de la funda y entre 10 y 20 euros por el cargador (si lo compras a la vez que el Kindle el cargador sale por 9,95 euros). Vamos, que si lo cogemos con todo la broma nos puede salir un poquito cara (99+5+30+10= 144 euros), así que yo os invito a pasar por Dealextreme donde podréis comprar la funda por 8 euros y el cargador por 2 (el cable lo incluye el Kindle de serie así que no hace falta comprar otro), además no cobran nada por gastos de envío, así que por 114 euros podemos tener el Kindle completamente equipado.

Una vez superado el paso de la compra (yo opté por pagar 8 euros de gastos de envío y tenerlo al día siguiente) toca llenar de libros el Kindle, aunque el problema es que no acepta el formato epub por lo que la mayoría de nuestros archivos deberán convertirse al formato .mobi que usa el Kindle. No pasa nada, tenemos el programa Calibre que se encarga de la conversión y de pasarlos al Kindle. Otra opción pasa por comprar los libros desde el Kindle, vía wifi, y que se descarguen automáticamente al aparato. Es una gozada, pero con el precio de los libros digitales me da que compraré pocos (salvo aquellos que saben poner precios adecuados como Juan Gómez-Jurado). Cualquier precio superior a los 4 euros, para un libro digital, me parece excesivo (como poco).

Una vez que el Kindle tenía los libros en su interior era el momento de disfrutarlo. Menús sencillos, funciones bien definidas, una pantalla supernitida que no cansa la vista en absoluto (y he leído horas y horas seguidas sin notar cansancio alguno), un diseño muy bien pensado (la superficie posterior es muy de agradecer al tacto) y la ligereza del Kindle hacen que la experiencia de leer sea un gustazo. He probado otros ebooks reader, pero sin duda este es el mejor que he tenido en mis manos por encima del Papyre, del Cervantes y del Ketab. Me encantan los botones para pasar páginas, me parecen muy cómodos a la hora de leer y de avanzar texto (y no hay manera de equivocarte con el botón de “Atrás” porque es más pequeño y está situado más arriba).

La pega, para algunos, está en que no es el modelo con publicidad (esperemos que llegue pronto) y/o que no es el modelo táctil. Sinceramente, un ebook reader táctil me parece, de buenas a primeras un error, porque si las pantallas de los móviles y de los tablets se manchan de esa manera no quiero ni pensar en lo que podría pasar con una pantalla táctil (cuando se me ha manchado en los anteriores ebook reader que he tenido era un auténtico engorro el limpiar la pantalla), una pantalla blanca en la que la suciedad va a destacar muchísimo.

Así que, en líneas generales ya puedo contestar a la pregunta de si merece la pena: sí, muchísimo. Y más aún si se compran los accesorios en otras web donde se pueda rebajar el precio. Entiendo que Amazon vende el Kindle por debajo del precio de fabricación y que así recupera algo de dinero (y con la venta de los libros, aunque a estos precios tan elevados…) pero ese no es mi problema. Como consumidor tengo que mirar por mi bolsillo.

Por lo tanto os recomiendo encarecidamente la compra del que, posiblemente, sea el mejor ebook reader a la venta en España, y el más barato (excluyendo esos ebooks reader que veis de oferta por debajo de los 100 euros y que, por norma general, no merecen la pena en absoluto).