Zephyrum Ediciones publica en castellano y catalán el ensayo de Pierre Streckx titulado «Hergé y el Arte: el arte infinito del creador de Tintín«, un libro que profundiza en la obra del maestro de la historieta desde una perspectiva enfocada al estudio de su faceta artística en toda su producción.

Libro indispensable para cualquier seguidor de la obra de Hervé. Editado por zephyrum ediciones, este volumen es un minucioso estudio de las aventuras de Tintín y el estilo de dibujo del maestro belga. El bruselense Pierre streckx, profesor de historia del arte, es el autor de El arte de Hervé y conocer al creador del Reportero con tupé, de hecho, fueron amigos y streckx fue su asesor de arte Contemporáneo. Es una traducción de l’art d’hergé, también publicado en inglés como hergé’s masterpiece. El autor ha realizado este monumental trabajo a partir de los archivos del musée Hergé en louvain-laneuve. El libro repasa el estilo de Hervé desde sus incipientes dibujos, de trazo sencillo, hasta la culminación del movimiento de la línea clara. Además, repasa amplia Man te los artistas que influyeron en las creaciones de Hervé: Fontana, poliakoff, Warhol o Lichtenstein.

Georges Remi, popularmente conocido como Hergé (1907-1983), trabó amistad con el autor de este libro en 1965, y desde entonces Pierre Streckx fue su consejero en materia de arte contemporáneo. «Hergé y el Arte«, editado originalmente en idioma francés en 2015 como «L’Art d’Hergé. Hergé et le Art» recorre a lo largo de siete capítulos diferentes aspectos de la obra del creador de Tintín, haciendo un breve repaso en las últimas páginas a los pintores y artistas a los que admiraba.
En el prefacio el autor del libro presenta a Hergé como una persona de actitud sencilla y moderada como protección ante el público, desapareciendo detrás de Tintín, aún convertido en estrella.
El capítulo uno repasa la vida Georges Remi ‘Hergé’ que vivió una infancia tranquila y una juventud dedicada al trabajo, con breves episodios de depresiones. Junto a los textos, aparece abundante material gráfico, desde fotografías en diferentes etapas de su vida, a bocetos o dibujos, en los que se muestra la evolución del artista. Para profundizar más en la vida del artista remito al libro aquí reseñado «Hergé por él mismo» cuya biografía se apoya con declaraciones y cartas suyas.
El capítulo segundo nos lleva a un minucioso repaso de las veinticuatro aventuras de Tintín publicadas entre las décadas de 1930 y 1970, donde el creador de la línea clara despliega su talento desde «Tintín en el país de los soviets» hasta su inacabada «Tintín y el arte Alfa«, contemplando por el camino el culmen de su trabajo en los dobles álbumes «Objetivo: la Luna» y «Aterrizaje en la Luna«.
En el tercer capítulo revisamos la galería de personajes que Hergé ha logrado hacer célebres y memorables, incluidos a los secundarios. Comenzando por el protagonista, de la que se destaca su neutralidad, se analiza el papel desempeñado por Milú como ángel de la guardia que a veces se convierte en demonio. Uno de los personajes más populares del cómic, y todo un carácter es Haddock, el altavoz rabelesiano (por el vínculo del saber, la sabiduría y la “divina botella” que promulgaba François Rabelais).
Tras Haddock, al que se le dedica más texto que a ninguno, Castafiore, Tornasol, Hernández y Fernández y hasta Serafín Latón y los secundarios Alcázar, Rastapopoulos y Abdallah serán objeto de este singular y objetivo análisis. ¡Y no nos olvidemos al loro y el fonógrafo!
En el capítulo cuatro entramos en materia artística relacionada con el dibujo, esa línea clara idealizado por Hergé y que basa sus cimientos en artistas clásicos del cómic como Saint-Logan o el estadounidense George McManus. En el arte de la línea clara se depura el dibujo empleando un trazo lineal continuado para potenciar los ángulos y excluir tanto la sombra como el volumen, susceptibles de alterar la legibilidad del conjunto. Gracias su amigo a Tchang, Hergé experimentó con el pincel chino y alteró considerablemente su estilo. Más tarde, redibujaría sus primeros álbumes para adaptarlos a su estilo definitivo. La perspectiva, la belleza del blanco y negro y otros aspectos serán tratados en este capítulo.
El capítulo cinco se muestra como el más singular de todos, al hablarnos de la música y el color frente a la belleza silenciosa del blanco y negro, con la Castafiore basculando en esta teoría que nos propone Pierre Streckx.
En el capítulo seis se desarrolla un tema que nunca para de surgir en el mundillo y es la consideración de arte menor al cómic, tebeo, fumetti o bande dessinée, teniendo bajo su ala obras de arte como el propio tintín, cuyos originales se cotizan a precios exorbitados de un tiempo a esta parte.
Como comenté en el segundo párrafo, Hergé admiraba a un nutrido grupo de artistas de ayer y hoy, como Joan Miró, Andy Warhol o Roy Lichtenstein, entre muchos otros. En estas páginas veremos una representación de la obra adquirida por Hergé y una explicación de sus vertientes artísticas.
Finalmente, haremos una parada en el museo consagrado a Hergé en la ciudad belga de Louvain-la-Neuve, con una imaginativa arquitectura en su construcción. Seguramente este «Hergé y el Arte» asomará en algún mostrador del museo.
Un libro voluminoso, con una calidad de papel excelente, al igual que el apartado gráfico, abundante y de calidad exquisita en su reproducción de material muy exclusivo. Con sobrecubierta en su tapa dura de color rojo. Nos encontramos ante una obra importante para tintinófilos y apasionados del Noveno Arte, una joya que atesorar en la vitrina de libros importantes.

Hergé y el arte.
Autor: Pierre Streckx
Fecha de publicación: Abril de 2020
Formato: Tapa dura
Páginas: 240
Precio: 45,00 euros