linea_separadora

Hace algunos años que Brendan Fraser desapareció de la faz de la Tierra. El actor ha tenido una de las carreras más irregulares de Hollywood, pero a finales del siglo pasado y principios de éste encadenó varios éxitos que le llevaron a convertirse en toda una estrella: «La Momia«, «Looney Tunes«, «Al diablo con el diablo» o «George de la jungla«, casi siempre interpretando al protagonista de películas de aventuras con toques de humor o comedias, personajes simplones y de pocas luces, que no entendían qué ocurría a su alrededor, pero su carisma lo elevó al estrellato. Lamentablemente Fraser quedó encasillado en este tipo de papeles, sin conseguir salir de ellos pese a varios intentos («Crash«, «Dioses y monstruos» o «El americano impasible«), y finalmente Hollywood le dió la espalda (o Brendan Fraser le dió la espalda a Hollywood, tampoco no importa). El actor acabó sufriendo una depresión, se convirtió en un meme y objeto de burla, encadenando fracaso tras fracaso, y terminó acusando a Philip Berk, presidente de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, de acoso sexual… cosa que tampoco lo ayudó a salir del espiral descendente en el que se había sumergido.

Uno de sus mayores éxitos fue «George de la jungla«, que es una parodia del clásico Tarzán de Edgar Rice Burroughs: en medio de la selva, los gorilas han criado un bebé humano, el único superviviente de un accidente de avión que, al crecer, se convierte en el rey de la jungla. Cuando la bella y adinerada Úrsula procedente de la civilización irrumpe en su pequeño mundo aislado, George pierde el control de todos los acontecimientos, deja atrás a todos sus amigos y comienza una nueva aventura en la ciudad de San Francisco. La historia es exactamente la misma que aquella que fue publicada por primera vez en la revista pulp «All Story Magazine» en octubre de 1912, aunque la versión dirigida por Sam Weisman estaba basada, en realidad, en los clásicos dibujos animados homónimos de Jay Ward y Bill Scott de los años sesenta y el tono de la película es humorístico: George fue criado por un gorila erudito que habla, es amigo de un elefante que aspira a ser un perro, sus viajes en liana terminan siempre con el héroe estampado contra un árbol, y la vida en la jungla resulta ser todo un lujo.

Protagonizada por el entonces aún poco conocido Brendan Fraser, Leslie Mann, Thomas Haden Church, Richard Roundtree, Gregg Cruttwell y Abraham Benrubi, entre otros, «George de la jungla» es una película graciosa y entretenida, cargada de humor tipo slapstick que hará las delicias de los más pequeños de la casa aunque hayan pasado más de veinte años desde su estreno, y el adorable Brendan Fraser borda su papel de tonto encantador, su registro más habitual, que se convirtió en uno de los éxitos de taquilla del año 1997.

linea_separadora