Norma Editorial acaba de publicar el final de una serie que nos ha sorprendido a lo largo de los diez tomos (cincuenta números USA) que ha durado su edición en España. Eso sí, “Ex Machina” se despide con un gran final que nos dejará boquiabiertos y deseosos de explicaciones. Impresionante. 

"Ex Machina num.10. Fin de mandato" (Brian K. Vaughan y Tony Harris, Norma Editorial)EX MACHINA 10. FIN DEL MANDATO 
Guión: Brian K. Vaughan
Dibujo: Tony Harris
VAUGHAN-HARRIS
Edición: RÚSTICA
Formato: 17X26
Editorial: NORMA EDITORIAL
Páginas: 168
Precio: 14 €
El mandato de Mitchel Hundred como alcalde de Nueva York está a punto de terminar y ha tomado una decisión: no se presentará a la reelección. Como legado quiere realizar importantes cambios, pero todo puede quedar frustado cuando el misterio detrás de su poder se desvele de forma violenta. Incluye cofre de regalo

Se acabó, después de diez tomos por fin llegamos al final de Ex Machina, una serie que nos ha sorprendido porque ofrece un original giro dentro del mundo de los superhéroes, y es que pocas veces veremos a un “héroe” que decida abandonar su “segunda ocupación” para dedicarse al mundo de la política… y pocas veces encontraremos un final como este, tan sujeto a la interpretación del lector.

Ex Machina es una serie que sorprendió cuando comenzó a publicarse, que supo ganarse a los lectores con el acierto del equipo creativo de Vaughan/Harris, puesto que entre ambos se conseguía un cómic muy completo, y que nació como consecuencia de los atentados del 11-S. La primera imagen del World Trace Center con una Torre Gemela en pie es espectacular, al igual que la solución propuesta en este décimo volumen para ocupar el lugar de la única Torre que cayó. Es una declaración de intenciones de ambos autores, un guante arrojado hacia la decisión que se tomó en su día sobre qué hacer con el solar que antes ocupaban las dos Torres. Es la idea que muchos creemos que debió haberse llevado a cabo en su día.

Pero más allá de la parte de los atentados del 11-S Ex Machina nos habla sobre una amenaza que se cierne sobre la Tierra, una amenaza que sólo cuenta con un defensor: Mitchel Hundred, quien como político buscará enfrentarse a ella… o como sea necesario, en el presente que supone este tomo, o en el futuro cercano. Mitchel hará lo que sea necesario para evitar ese mal a la Tierra… aunque tenga que acabar pagando un precio MUY alto por sus acciones (y el que haya leído el cómic entenderá lo que digo).

No estamos ante un final claramente cerrado, estamos ante un final abierto que invita al lector a buscar sus propias respuestas, un final al que hay que darle vueltas para comprender que el poder corrompe, que los poderosos están solos, que todo gran poder conlleva una gran responsabilidad y que alguien tiene que tomar las decisiones difíciles… y pagar el precio por ello. Mitchel sufre muchísimo en estos números, enormemente, pero ¿nos demuestra que es un héroe? ¿o un ciego en busca de poder?… son preguntas a las que debemos responder cada uno tras leer un volumen que te deja boquiabierto al conocer el destino de muchos de los secundarios. Un cómic que huye de las respuestas fáciles del mundo del cómic. Una joyita.

Tengo que decir que el detalle de incluir un cofre con el que conservar los 10 tomos me ha encantado. Gana presencia en la estantería, aunque como lector me gustaría invitar a Norma Editorial a que lo reedite, dentro de un tiempo, en tomos de cartoné, porque por guiones y por dibujo se merece ese formato. Porque Ex Machina es una serie que quieres conservar (y releer, sobre todo tras este final) en el mejor formato posible y porque quedarían unos tomos chulísimos.

En cuanto a esta edición… impecable. Una maravilla.

En definitiva, si no habéis leído Ex Machina hasta ahora, ya no tenéis excusas, con los 10 tomos en las librerías es el momento de que la disfrutéis. Y si ya la habéis leído, ¿a qué estáis deseando releerla?

Reseña de los anteriores números