El pasado viernes, día 3 de Agosto, llegaron solamente cuatro películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos y todos los públicos, incluyendo la esperadísima y decepcionante precuela del «Alien» de Ridley Scott o un thriller norteamericano del montón protagonizada por una joven actriz de la nueva hornada de futuras estrellas de Hollywood con poco acierto con sus elecciones, entre otras: Prometheus, Sin rastro, La felicidad nunca viene sola y Pollo con ciruelas.

«Prometheus» es la última película dirigida por el norteamericano Ridley Scott, un cineasta único y visionario, infravalorado e injustamente tratado por Hollywood, que es responsable de dos obras maestras del cine contemporáneo como «Alien» y «Blade Runner», que dieron forma a un nuevo género y son merecidas películas de culto imitadas y homenajeadas hasta la saciedad. En su curriculum se mezclan de forma desordenada e incomprensible los éxitos y los fracasos, las joyas y los detritus, donde destacan títulos como «Los duelistas», «Legend», «Black rain», «Gladiator» o «Black Hawk Down» que cualquier director hubiera soñado con incorporar a su carrera cinematográfica. Ninguno de ellos, lamentablemente, a la altura de «Alien» y «Blade Runner», pero con «Prometheus» parece que, por fin, ha vuelto el mejor Ridley Scott.
Y es que con esta película Ridley Scott regresa al género que ayudó a definir, al universo oscuro y peligroso de «Alien», creando un original y épico título de ciencia-ficción situado en los lugares más remotos y peligrosos del universo. La expectación que ha levantado la película es mayúscula, los actores que ha contratado son de altísimo nivel, y los trailer que han salido a la luz han dejado a los espectadores sin aliento.
La película nos traslada hasta el año 2058, cuando unas excavaciones arqueológicas en África revelan los restos que demuestran que los humanos fueron creados genéticamente por una raza alienígena avanzada. Estos «dioses» también modificaron el terreno de nuestro planeta para hacerlo habitable a sus creaciones humanas. Además, entre los hallazagos se encontrarban también las coordenadas del planeta de nuestros creadores.
Meses más tarde la Weyland Corp. lanza su nave espacial Prometheus al espacio para hacer un primer contacto. Gracias a la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz llegan años después al sistema solar Zeta Riticuli. Los humanos están agrecidos a sus creadores y los alienígenas orgullos de sus «hijos», su primera creación con tal nivel de inteligencia.
Como recompensa comparten parte de su asombrosa biotecnología con los humanos. Sin embargo, para un miembro de la tripulación del Prometheus esto no es suficiente, y en un acto traicionero les roba el biocódigo fuente de la terraformación, una tecnología que podría dar a los humanos poderes similares a los dioses. Los creadores, además de científicos, son también seres despiadados y destructores de mundos que no aceptan a los humanos como iguales, y por ello liberan su arma biológica favorita, un ser que usan para «limpiar» los mundos antes de colonizarlos. Pero algo sale mal en el proceso y los humanos consiguen utilizar este arma biológica contra sus creadores, dando lugar al nacimiento de una criaturas más inteligente, desagradable, grandes y devastadora… y que provocará el fin del paraíso alienígena.
Algunos supervivientes del Prometheus se las ingenian para lograr escapar del planeta… En su camino, un dios alienígena superviviente en una nave muy familiar con una última misión: llevar la furia de los dioses hasta la Tierra…
«Prometheus» es, de facto, una precuela de «Alien: El octavo pasajero», está protagonizada por Michael Fassbender, Charlize Theron, Noomi Rapace, Idris Elba, Logan Marshall-Green, Guy Pearce, Patrick Wilson, Rafe Spall, Sean Harris, Emun Elliott, Kate Dickie y Benedict Wong, entre otros.(www.prometheuslapelicula.es)

Amanda Seyfried (Allentown, Pensilvania, EE.UU., 1985) es una actriz y cantante considerada como una de las jóvenes actrices más prometedoras en la industria del cine. De la pequeña pantalla («As the world turns», «All my children», «Big love») saltó al cine con «Chicas malas», «Nueve vidas» y «Alpha Dog» para dar el gran salto con «Mamma mia!» de Phyllida Lloyd junto a Meryl Streep, donde lució su habilidad vocal en el papel de Sophie. Después ni «Jennifer’s body», ni «Chloe», ni «Querido John», ni «Cartas a Julieta», ni «Caperucita roja», ni «In time» se convirtieron en éxitos de taquilla o de público y su prometedor camino directo al estrellato se ha torcido y ha seguido un sendero secundario que es difícil predecir donde va a llevarla.
Seyfried ha rodado recientemente para Lionsgate «The Wedding», en la que comparte cartel con Robert De Niro, Katherine Heigl, Robin Williams y Susan Sarandon, bajo la dirección de Justin Zackham («Ahora o nunca»), que tiene previsto su estreno en Estados Unidos en el último trimestre de 2012. También tiene en posproducción con Millennium Films «Lovelace», un drama dirigido por Rob Epstein y Jeffrey Friedman, que cuenta la historia de Linda Lovelace, la primera estrella del mundo del cine porno, que sufrió los abusos de la industria y de su maltratador marido, hasta que decidió plantar cara y recuperar el control de su vida. Millennium Films estrenará la película a lo largo de 2012. Y Seyfried se encuentra además rodando para Universal la adaptación cinematográfica del famoso musical basado en la novela de Victor Hugo «Los miserables», en la que interpreta a Cosette, y que protagoniza junto a Anne Hathaway, Russell Crowe y Hugh Jackman, con Tom Hooper («El discurso del rey») como director
Dirigida por Heitor Dhalia, «Sin rastro» («Gone» es su título original en inglés) es una thriller que nos cuenta la historia de Jill Parrish, que regresa a su casa después de pasar la noche trabajando y descubre que su hermana Molly ha sido raptada. Jill sospecha que el secuestrador es el mismo que la atormentó a ella años atrás. Nadie cree a Jill, por lo que deberá luchar por sí sola contra reloj para encontrar al misterioso asesino, sacar a la luz sus secretos y evitar que acabe con la vida de su hermana.
Acompañan a Amanda Seyfried en el reparto Jenifer Carpenter (la serie de televisión «Dexter», «Quarantine», «El exorcismo de Emily Rose»), Daniel Sunjata («El caballero oscuro la leyenda renace», «La cazarrecompensas», la serie de televisión «Anatomía de Grey»), Wes Bentley («Los juegos del hambre», «Underworld el despertar»), Emily Wickersham y Sebastian Stan, entre otros. (www.sinrastrolapelicula.es)

Y también: «La felicidad nunca viene sola» de James Huth donde un joven que vive el momento y disfruta de la vida se enamora de un polo opuesto, una mujer con tres hijos, dos ex-maridos y dirige una fundación de arte contemporáneo, y «Pollo con ciruelas» de Marjane Satrapi que nos cuenta como, desde que se rompió su amado violín, el iraní Nasser Ali Khan, uno de los músicos más famosos de su época, ya no tiene ganas de vivir.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
Prometheus («Prometheus»): 7,6
Sin rastro («Gone»): 5,7
La felicidad nunca viene sola («Un bonheur n’arrive jamais seul»): 5,8
Pollo con ciruelas («Poulet aux prunes»): 7,1

Valoración en Rotten Tomatoes (en www.rottentomatoes.com): 7,1
Prometheus («Prometheus»): 73% (tomatometer), 72% (audience)
Sin rastro («Gone»): 12% (tomatometer), 43% (audience)
La felicidad nunca viene sola («Un bonheur n’arrive jamais seul»): 64% (audience)
Pollo con ciruelas («Poulet aux prunes»): 86% (tomatometer), 65% (audience)

Valoración en Fotogramas (en www.fotogramas.es):
Prometheus («Prometheus»): 4/5
Sin rastro («Gone»): 2/5
La felicidad nunca viene sola («Un bonheur n’arrive jamais seul»): 3/5
Pollo con ciruelas («Poulet aux prunes»): Sin valorar