Hace unos días Norma Editorial anunció que había agotado la primera edición Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona“, así que aprovechamos la ocasión para entrevistar a los autores de esta particular versión del detective victoriano creado por Arthur Conan Doyle, un personaje que está más de moda que nunca.

Norma Editorial lo tenía claro: Sherlock Holmes está de moda, así que apostaron por el cómic de Sergio Colomino y Jordi Palomé, incluso haciendo dos ediciones; una en cartoné y castellano, y otra en rústica y catalán. Menos de un mes después de su salida a la venta ambas ediciones se habían agotado. A continuación os ofrecemos una entrevista con los orgullosos creadores de Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona.

Entrevista a Sergio Colomino y Jordi Palomé, autores de "Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona"Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona
Guión: Sergio Colomino
Dibujo: Jordi Palomé
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 152 págs. a color.
16€
EL MÁS GRANDE DE LOS DETECTIVES VISITA BARCELONA

Año 1893. Sherlock Holmes, el gran detective a quien el mundo vio morir en Reichenbach, llega a Barcelona para investigar la reaparición de una nave submarina codiciada por media Europa. Pero en una ciudad dividida por el conflicto entre burguesía y clase obrera, la investigación inicial de Holmes extenderá sus hilos para acabar conduciéndole hasta las sociedades anarquistas, y convertirle en testigo directo de uno de los sucesos más sangrientos en la historia de Barcelona.

  • ¿De dónde surge la pasión por Sherlock Holmes?
    Sergio Colomino (S) -Yo descubrí a Sherlock Holmes relativamente tarde, ya con dieciocho años, y lo recuerdo bien porque los primeros libros que leí los tomé prestados de la biblioteca de la universidad donde estudiaba. Lógicamente, ya conocía al personaje de oídas, e incluso recordaba con bastante cariño aquella serie animada de los años 80 dirigida por Hayao Miyazaki, y que es en realidad mi primer contacto con el personaje, si bien no con la obra de Doyle.
    Respecto a la “pasión” por el personaje, es difícil de decir… digamos que descubrí algo que no había encontrado antes en ninguna otra obra, algo más que un personaje, una figura casi mítica.
    Jordi Palomé (J)-Desde luego, a mi parecer, Sherlock Holmes es un personaje de los que han sobrepasado los límites impuestos por la propia obra, tanto como los libros originales, como todo lo que se ha hecho después, para ser un personaje que forma parte de la cultura popular. Hasta ahí llegaba mi relación con el personaje, ciertamente ahora, después de conocer a Sergio y que él compartiera su pasión a través de su excelente guión, le he cogido cariño.
  • Es obvio que Sherlock Holmes está de moda, a las dos películas de Guy Ritchie (la primera buena, la segunda nefasta) se une la serie de la BBC (obra maestra) y Elementary, de la CBS. ¿Con qué versión os quedáis y por qué? (no vale decir con la de los libros)
    S-Sin lugar a dudas, me quedo con la versión de la BBC, protagonizada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman; pese a ser una actualización del personaje, resulta muy fiel a la obra original y especialmente al personaje, que mantiene todas sus manías y tics. Respecto a las versiones cinematográficas de Guy Ritchie, la primera me pareció entretenida, pero la segunda me aburrió mucho: creo que Robert Downey Jr., pese a ser un buen actor, no es el adecuado para encarnar a Holmes, ya que hace casi el mismo papel que en “Iron Man”, olvidándose de que son personajes distintos. Y respecto a la versión de la CBS, aún estamos a la espera de lo que saldrá… aunque lo de cambiar al doctor Watson por Lucy Liu no me hace ser muy optimista.
  • ¿Cómo surge la idea de llevar a Sherlock Holmes a Barcelona? ¿y por qué visita la ciudad condal?
    S- Hace diez años, mientras trabajaba de becario en una cátedra universitaria en pleno verano (un trabajo lleno de horas muertas) coincidí en la lectura de dos libros: el primero, una biografía de Sherlock Holmes realizada por uno de los grandes holmesiano que han existido, William S. Baring-Gould; el segundo, una ordenación cronológica de los hechos más importantes de la historia de Catalunya. Fue así como me di cuenta de que los “años perdidos” de Holmes, cuando supuestamente está muerto y se dedica a hacer misiones para el gobierno británico, coincidían con una época muy convulsa para la ciudad de Barcelona, azotada por los atentados anarquistas y el conflicto entre burguesía y clase obrera. Y esta coincidencia temporal entre una circunstancia histórica y una biografía ficticia fue la semilla que, años más tarde, ha dado lugar a la obra.
  • Voy a ser sincero, aún no he leído Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona, así que, ¿cómo me convenceríais de que lo comprase? (a mi y a nuestros lectores)
    S- Yo diría que es una obra que, pese a que en el título tiene las palabras “Sherlock Holmes” y “Barcelona”, no se queda aquí. Hay una base histórica muy importante, y no hay voluntad de “aprovechar” el tirón de la moda holmesiana que estamos viviendo, ni tampoco tomar ventaja alguna del nombre “Barcelona”. Es por eso que no quiero que el lector se confunda, y se crea que la obra se queda en el título: si le da la oportunidad, se dará cuenta de que tanto Jordi como yo hemos trabajado duro para lograr un escenario creíble.
    J- Estoy totalmente de acuerdo con Sergio, de hecho es algo que naturalmente ya habíamos hablado, nos daba cierto temor que los lectores pensarán que estábamos haciendo una obra puramente oportunista, pero la verdad es que lo primordial para nosotros siempre ha sido hacer un libro de calidad, sobre el personaje y que además hablara de nuestra ciudad y de algunos hechos fundamentales para entender su historia.

{youtube}IpjvDTOW7RY{/youtube}

  • Sergio, ¿qué ha sido lo más complicado a la hora de ponerte en la piel de Sherlock Holmes, el respeto al autor o al personaje?
    S- Ambas cosas van un poco unidas… principalmente, creo que Sherlock Holmes, siendo un personaje que hoy en día se encuentra en dominio público (como otros muchos, por ejemplo Drácula, D’Artagnan, el capitán Nemo, etc.), se le ha de profesar un respeto. Es posible confundir “dominio público” como que no pertenece a nadie, y nada más lejos de la realidad: Sherlock Holmes pertenece a todo el mundo, y es por ello que nuestra representación es un homenaje al personaje original creado por Arthur Conan Doyle. El Holmes de nuestra obra en ningún momento actúa o se comporta de forma distinto a como lo hace en los relatos originales.
  • Casi parece que Arthur Conan Doyle tenían en mente el atentado anarquista de 1893, ¿verdad?
    S- Es difícil decirlo, pero yo me atrevería a asegurar que no. De hecho, España aparece muy poco en la obra de Doyle, apenas en un par de apuntes… ¡y en uno de los relatos, El pabellón Wisteria, Doyle confunde claramente España con Hispanoamérica! Así que no creo que tuviera en mente los atentados anarquistas de Barcelona, precisamente.
  • ¿Cómo acabáis publicando Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona en Norma Editorial?
    S- Yo llevaba algunos años trabajando como corrector y traductor en Norma, así que parecía la decisión lógica… además, el editor de Norma, Óscar Valiente, ya me había encargado un par de informes sobre la situación del personaje en cómic, si había algo inédito en Estados Unidos o Francia que pudiera publicarse aquí… y fue entonces cuando se me ocurrió desenterrar esta antigua idea de muchos años atrás. A partir de ahí, un amigo común me puso en contacto con Jordi, decidimos hacer unas páginas de muestra, y después de recibir el visto bueno de Óscar, nos pusimos manos a la obra. Ciertamente, Norma nos ha dado mucha libertad, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una primera obra, y nos han permitido que fuera un libro de 152 páginas a color, algo difícil de encontrar en el mercado del cómic español.
  • Jordi, viendo algunas páginas de Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona parece que te has documentado a conciencia, ¿qué nos puedes contar sobre el proceso de documentación? ¿Ha sido complicado resucitar la Barcelona de finales del XIX?
    J- Ha sido un arduo trabajo, sin duda, pero lo que siempre tuve claro es que la ciudad y los edificios que aparecen en las páginas tenían que ser 100% reconocibles, y tener la cantidad de detallismo justa, lo que de alguna forma influyó en el resto del estilo del cómic.
    Con esa premisa Sergio me abasteció de sinfín de referencias fotográficas de la época, y yo hice el ejercicio mental y gráfico de llenar los huecos que las referencias no alcanzaban, o incluso tomé fotografías actuales y luego eliminaba todos los elementos modernos y actuales, y añadía otros elementos de la época, como las gentes, los vestuarios etc…
    Por otra parte disfruté mucho haciendo una Barcelona misteriosa, nocturna y dramáticamente lluviosa, aunque nada de ello gratuito, pues por ejemplo, la noche del atentado llovía bastante. Es decir, al final todo cuadraba.
  • Me llama la atención el hecho de que Holmes tenga nuevo compañero y nuevo enemigo, ¿por qué? ¿qué nos podéis contar sobre ellos?
    S- Por un lado, Holmes se halla supuestamente muerto en la época en que está ambientada la historia, así que estaba claro que Watson no iba a ejercer como ayudante. Sin embargo, el detective siempre funciona mejor con alguien a su lado, así que se me ocurrió darle un nuevo ayudante temporal, un joven impresor anarquista que le sirviera de contrapunto. Respecto al nuevo enemigo no quiero decir mucho de él porque parte de la trama gira en torno a su identidad real, pero sí diré que es alguien que tiene que ver con el pasado de Holmes, y que ambos ya se han visto las caras antes.
  • Jordi, ¿ha sido complicado crearlos?
    J- La verdad es que la creación de los personajes no fue para nada una parte conflictiva del proyecto, todo salió de forma bastante natural, para Holmes nos basamos un poco en Vasili Livanov, un actor que interpretó a Sherlock Holmes en una serie rusa, básicamente por que no queríamos utilizar como referente a actores muy conocidos por sus interpretaciones de Holmes como por ejemplo Jeremy Brett. Lo que sí teníamos claro es que en esta obra en concreto y casi con la excepción de la portada, Sherlock no llevaría el atuendo clásico de gorra de dos viseras etc…Ya que la trama cuenta que el personaje esta haciendo misiones de incógnito.
    Los otros personajes los diseñamos sobre todo basándonos en su personalidad, y buscando una apariencia física que encajara con ella.
  • Un trailer, una miniweb, la segunda edición, parece que Norma apuesta por vuestro trabajo, ¿hay prevista una continuación?
    S- Sí, como te decía antes, Norma ha puesto toda la carne en el asador con este proyecto, y eso nos alegra por un lado, y también nos hace sentirnos responsables por la confianza que la editorial ha depositado en nosotros. Respecto a la continuación, es algo que está en el aire, pero no queremos precipitarnos, así que daremos un poco de margen durante el cual poder pensar bien lo que queremos hacer, cómo encauzar esa posible continuación y, una vez decidido, presentar el proyecto a Norma.
  • Una pregunta frikie, ¿de quién ha sido la idea de usar el sombrero de cazador de gamos? (que ni siquiera se menciona en los libros y que en la serie de la BBC es ridiculizado) ¿es una imposición visual del personaje?
    S- Es una especie de regalo al lector casual, ese que relaciona a Holmes con el detective con el gorro de dos viseras… recordemos que el personaje está de incógnito durante casi toda la obra, así que lógicamente no va vestido así. Pero pensamos que, justo al final del libro (y casi en la última viñeta), Holmes debía aparecer con su traje más conocido, así como en la portada, que está hecha pensando en atraer la atención de ese espectador casual que lo vea en la estantería de una librería, y que debe reconocer al personaje.
  • ¿Quiénes son el Círculo Holmes y en qué os han apoyado?
    S- El Círculo Holmes es una asociación con sede en Barcelona, dedicada al fomento de la obra de Doyle y a dar a conocer al personaje de Sherlock Holmes. Yo mismo formo parte de su junta desde hace algunos años, y hemos contado con su apoyo en todo momento, sobre todo en la revisión y comentario de los capítulos, ofreciéndonos muy buenos consejos. Y, claro está, toda la asociación está realizando una considerable labor de apoyo y promoción del libro, tanto en nuestro país como en el extranjero.
  • ¿Cómo está funcionando Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona?
    S- Muy bien, casi me atrevería a decir que mejor de lo que esperamos: el libro apareció durante el pasado Salón del Cómic de Barcelona, y en esos cuatro días se agotaron los 2.000 ejemplares de la edición castellana, que ha tenido que reimprimirse. Respecto a la catalana, hemos vendido 2.000 ejemplares más, y las librerías no paran de solicitarlo, así que estamos muy satisfechos.
  • ¿Satisfechos con la calidad de la edición de Sherlock Holmes y la conspiración de Barcelona? (tengo que reconocer, como castellanoparlante, que me gusta mucho más la edición catalana)
    S- Creo que, como producto editorial (es decir, como libro), la obra ha quedado realmente bien: buen papel, tapa dura, buena calidad de impresión, un gran diseño… y la edición en catalán, siendo en tapa blanda, no se queda para nada atrás.
  • ¿Qué otras obras de Sherlock Holmes recomendaríais a nuestros lectores?
    S- Yo recomendaría ir a la obra original, pero no a las novelas, sino a los relatos. Holmes es un personaje de relato breve más que de novela, así que lo mejor de su obra lo encontramos en recopilaciones como “Las aventuras de Sherlock Holmes” o “Las memorias de Sherlock Holmes”. Y si se atreven con los pastiches de otros autores, una buena opción es “Elemental Dr. Freud” de Nicholas Meyer, o las diversas novelas del español Rodolfo Martínez. Y si se trata de cine, una buena opción puede ser “El secreto de la pirámide”, para luego pasar a “La vida privada de Sherlock Holmes”. Y, claro está, la serie televisiva de Jeremy Brett.