Hay cómics que sorprenden porqué te ofrecen lo inesperado. En ocasiones, para mal. Y es que si uno llega hasta “Corporación-X: Simplemente superiores” pensando que se va a encontrar una historia construida sobre los mimbres del nuevo Universo X de Jonathan Hickman se va a llevar un disgusto. Para nada. Ni de cerca. Parece una mala versión de las novelas de John Grisham sobre el submundo de las altas finanzas.

Los acuerdos comerciales de Krakoa garantizan la estabilidad de la nueva nación mutante. ¿Qué pueden desear los mutantes que lo tienen todo? El Ángel y Monet han puesto en marcha la Corporación-X, un gigante corporativo diferente a todos los demás. ¿Se estrellará contra el mundo o emprenderá el vuelo?

Una de las sorpresas más gratas de los últimos años nos llegó de la mano de la franquicia mutante, que llevaba demasiados años deambulando como pollo sin cabeza. En noviembre de 2019 Panini Cómics publicaba el primer número de “Dinastía de X“, que significó el primer encuentro de los lectores con las ambiciosas ideas que Jonathan Hickman tenía preparadas para los mutantes de Marvel Comics. Su propuesta era ambiciosa y su premisa, muy original: un nuevo reinicio de la franquicia mutante en el que vemos cómo los mutantes se unen bajo el único liderazgo de Charles Xavier, que les ofrece la realidad de un futuro próspero y pacífico en lugar de la utopía ficticia e inalcanzable por la que habían estado luchado hasta ahora.

Tras varias entregas de “Dinastía de X” y “Potencias de X“, que reseñamos efusivamente en ViaNews, parecía que el nuevo status quo mutante ya estaba establecido y las nuevas aventuras de la Patrulla-X podían volver a empezar. Lamentablemente el complejo nuevo universo mutante ideado por Jonathan Hickman, un rompecabezas con un montón de piezas para encajar, dejaba espacio para que otros guionistas exploraran algunos de sus hilos. Es el caso de Tini Howard, que ya se había encargado de la colección “Excalibur” y el crossover “X de Expadas“, que decidió meter mano en el mundo de las finanzas mutantes, en los complejos entresijos de la empresa que se dedica a gestionar toda la tecnología que están creando en Krakoa. Y como toda corporación que se precie, en la Corporación-X necesitan nombrar a una junta directiva con los mutantes más capacitados para dirigir con éxito el destino de su empresa y competir con las empresas de tecnología más importantes del planeta. Mutantes, sí, pero preferiblemente tiburones de las finanzas y negociadores sin escrúpulos, brillantes y fríos como un témpano, y no importa si eran superhéroes o villanos antes del ascenso de Krakoa. Warren Worthington III, el Ángel, y Monet St. Croix, Penitencia, serán los encargados de buscar a estos directivos.

Lo mejor de toda la historia que nos presentan el dibujante gaditano Alberto Foche y Tini Howard es el siempre interesante Jamie Madrox, el Hombre Múltiple, y sus singulares habilidades que nos descubrieron por primera vez en las páginas del cuarto número de “Giant size Fantastic Four“, allá por 1975, de Len Wein, Chris Claremont y John Buscema. Siempre me ha parecido un personaje con mucho potencial, y algunos autores como Peter David se lo supieron sacar. Así, en las páginas de “Corporación-X” nos cuentan que mientras Ángel se ocupa de los negocios de la empresa en Brasil y Monet busca a los nuevos miembros para el consejo de administración de X-Corp, Jamie Madrox y sus duplicados trabajan en los laboratorios secretos de la Tierra Salvaje, donde producen y experimentan con los distintos medicamentos que Krakoa ha creado. Lamentablemente el destino que le espera al Hombre Múltiple en este asunto del submundo de las altas finanzas es más importante que trabajar con una bata blanca.

Corporación-X: Simplemente superiores” recopila los primeros cinco números de “X-Corp“, publicados originalmente entre , y lo único que se me ocurre para definir este título es decepción. Quizás el listón de Hickman estaba demasiado alto, o la sencillez con la que que guionista nos había explicado el nuevo universo mutante no está al alcance de muchos, pero lo que hace la guionista norteamericana Tini Howard con estas ideas da vergüenza ajena. Ni aventuras, ni épica, ni emoción. Una obra vacía, innecesaria y prescindible. Un relato que explora una faceta de los mutantes nunca vista, la de sus finanzas, que no se había explorado antes porqué no le interesaban a nadie. Quizás por eso la guionista se marchó con la cola entre las piernas a DC Comics a escribir las historias de Catwoman…

Lo único que merece la pena son esas espectaculares portadas de David Aja.

Corporación-X: Simplemente superiores
Autores: Alberto Foche y Tini Howard
Edición original: “X-Corp” núms. 1 a 5
Fecha de publicación: Enero de 2022
ISBN: 9788411012188
Formato: 17x26cm. Tapa blanda. Color
Páginas: 144
Precio: 16,00 euros