Quincuagésimo tercera entrega de esta sección de ViaNews con reseñas breves de cómics, libros, películas, videojuegos, series de televisión, e incluso música, de hoy y de ayer, que merecen la pena recuperar del olvido de nuestras estanterías, o buscar un ejemplar en buen estado en un mercadillo, o acercarse a una tienda antes de que se agote: el Excalibur de Alan Davis, La Visión de Escaflowne y La batalla de las colinas del Whisky.

 

image1

“Excalibur” (Alan Davis, 1988-1998)
Quizás la mejor etapa del mejor cómic nunca producido por la Casa de las Ideas corresponde a los primeros diecisiete números del grupo de superhéroes con sede en Gran Bretaña Excalibur, liderado por el Capitán Britannia, y con los ex-Hombres X Rondador Nocturno, Kitty Pride y Rachel Summers entre sus integrantes, que mezclaba humor, acción a raudales, guiones ingeniosos del maestro Claremont con alocados viajes interdimensionales, y un dibujo excelso del mejor dibujante de superhéroes de todos los tiempos, el inglés Alan Davis. La Banda Loca, Rompepuertas, Arcade, los Lobos de Guerra, Saturnina, Necrom,… ¿quién necesitaba a los Centinelas o a Magneto?

“La Visión de Escaflowne” (Katsu Aki, 1996)
Esta serie de anime de veintiseis episodios creada por Katsu Aki, originalmente emitida en Japón en el año 1996, consiguió un relativo éxito en nuestro país con la equilibrada mezcla de géneros: un poco de shojo, unas gotas de shonen, algo de romance, y muchos mechas (robots gigantes, o guymelef según el léxico de la serie). La serie dio lugar a una película, “Escaflowne: The Movie”, con algunos cambios en el argumento y también merece la pena destacar la pegajosa canción del opening, “Yakusoku wa Iranai” de Maaya Sakamoto.

“La batalla de las colinas del Whisky” (John Sturges, 1965)
Comedia disparatada con formato de western con un divertidísimo Burt Lancaster encargado de custodiar a toda costa un cargamento de whisky contra Sioux, asaltantes y lo que es peor, la liga antialcohólica de mujeres, a la postre una amenaza mucho mayor que cualquier otra.