Cuadragésimo tercera entrega de esta sección de ViaNews con reseñas breves de cómics, libros, películas, videojuegos, series de televisión, e incluso música, de hoy y de ayer, que merecen la pena recuperar del olvido de nuestras estanterías, o buscar un ejemplar en buen estado en un mercadillo, o acercarse a una tienda antes de que se agote: “El mago de Oz“, “Adam y Eva” y “Very Bad Things“.

“El mago de Oz” (L. Frank Baum, 1900)
La lectura de este clásico imprescindible de la literatura infantil sorprende sobre todo por su frescura (que permite que el año que viene se lancen dos películas distintas ambientadas en este mundo mágico) es capaz de recuperar todo el surrealismo de Alicia en el País de las Maravillas y tejer una historia de aventuras, llena de ingenuidad y mala leche a partes iguales, que encandila en cuanto se empieza a leer.

“Adam y Eva” (Mans Herngren y Hannes Holm, 1997)
Comedia sueca de gran éxito en su país de origen en línea argumental cercana a “Cuando Harry encontró a Sally” que resulta muy divertida y especialmente clarividente en eso de las relaciones de pareja.

“Very Bad Things” (Peter Berg, 1998)
Negra, negrísima comedia de un Peter Berg que ha ido en decadencia (“Hancock” y “Battleship” son sus dos últimos trabajos) sobre un grupo de amigos de fin de semana de despedida de soltero en Las Vegas a quienes se les escapa la situación de las manos. Con Cameron Diaz, Christian Slater o Jon Favreau en el reparto, “Very Bad Things” se podría considerar una versión dura de “Resacón en Las Vegas”, con mucha más mala leche y un final nada feliz. Tarantino seguramente la disfrutó.