Ni una sola duda. Planeta DeAgostini ha lanzado una colección dedicada a Blueberry, en una edición exclusiva con volúmenes encuadernados en tapa dura y lomo de tela, que incluye la sagas de “Las aventuras del teniente Blueberry“, “La Juventud de Blueberry” y “Marshall Blueberry“, y el primer número ya está en mis manos. De hecho, ya estoy suscrito a la colección entera.

Héroe solitario, luchador de causas perdidas, valiente, honesto, poco amigo de la autoridad, cabezota, indisciplinado, el teniente Blueberry no duda en desertar para cumplir las misiones a su manera, fiel a sus honestos principios.

No soy un habitual de los coleccionables, y no suelo prestar atención a las novedades que las editoriales dedicadas a estos menesteres suelen publicitar cada año por las mismas fechas: en septiembre, al regreso de las vacaciones de verano, y en enero, coincidiendo con el inicio del año. Piezas de coches para montar un vehículo por fascículos, miniaturas de jarras de porcelana, cursos de macramé, vestidos de muñecas, plumas estilográficas, colecciones de cómics desordenados y con precios engañosos que provocan que uno se compre el primer número pero luego decida no adquirir ninguna entrega más,… No, en mi casa no hay ni una sola colección completa. Hasta hoy.

Las aventuras de Blueberry, iniciadas en el año 1963 por el guionista Jean-Michel Charlier y el dibujante Jean Giraud para la revista “Pilote” y que narra las aventuras del teniente de caballería Mike Steve Donovan, alias ‘Blueberry’, era uno de los clásicos esenciales del BD francobelga que me quedaban pendientes. Estaba tentado a empezar con ella a través de la edición integral de Norma Editorial, una serie de volúmenes integrales con las planchas originales tal y como aparecieron en la revista “Pilote” y con un interesantísimo material adicional, pero los treinta euros por volumen me echaban para atrás. Y me he dejado convencer por la propuesta de Planeta DeAgostini, que me ofrece entregas quincenales de la colección íntegra de las tres series del personaje (“Blueberry“, “La juventud de Blueberry” y “Marshall Blueberry“), sumando un total de más de cincuenta álbums (54 libros). Además, en una edición exclusiva encuadernada en tapa dura y con lomo de tela, como los clásicos BD de Tintín que muchos aún recordaran. Y en cada volumen, además, añaden un dosier especial que profundiza en la historia, el proceso de creación y los personajes de este clásico atemporal. ¿No es suficiente? Pues los suscriptores recibirán también varios regalos: tres magníficas láminas A4 con escenas de la obra gráfica de Giraud, una taza que todo coleccionista de Blueberry debe tener para empezar bien el día, dos fantásticos sujetalibros en madera y polipiel para tener ordenada toda la colección, y una espectacular camiseta creada en exclusiva para la colección (regalos que se reciben junto con las entregas 15, 25, 40 y 50 de la colección).

La colección tiene un coste de 2,99€ en la entrega promocional, 6,99€ para la segunda entrega y 11,99€ para el resto de la colección. Son precios razonables.

Dinamismo, acción, entretenimiento en estado puro, escenarios duros e inmensos, representación realista del mito del oeste americano,… Las sagas de Blueberry configura una completa panorámica de los arquetipos y los temas de uno de los géneros más fructíferos de todos los tiempos, además de un recorrido por la historia de los Estados Unidos de finales del siglo XIX, con la aparición de personajes históricos como Lincoln o Gerónimo.

Blueberry” es la serie original de Charlier y Giraud. Tras la muerte del primero, en julio de 1989, la seguiría realizando Jean Giraud en solitario, dibujo y guión. “La Juventud de Blueberry” es la serie también de Charlier y Giraud, para la revista “Super Pocket Pilote”, en la que aw narran las aventuras del joven Blueberry durante la Guerra Civil americana, y que han heredado otros autores tanto en guiones (François Corteggiani) como en dibujo (Colin Wilson y Michel Blanc-Dumont). Y “Marshall Blueberry” es una serie creada por Giraud a principios de los años noventa, con guión de Giraud y dibujos de William Vance y Michel Rouge.

La primera aventura de Blueberry es también la primera del coleccionable, “Fort Navajo“, que empezó a publicarse en la revista “Pilote” en octubre de 1963 y fue recopilada en formato álbum en 1965, y nos presenta a un indisciplinado Blueberry destinado en un aislado fuerte emplazado en pleno territorio indio poco después de la Guerra Civil. De camino a Fuerte Navajo Blueberry se reencuentra con el teniente Graig y ambos se topan con un rancho completamente calcinado y cubierto de cadáveres. Todo parece ser un golpe de los indios y los dos soldados deciden ir tras su pista. La aventura, que finaliza en un cliffhanger de aúpa, seguirá con “Tormenta en el oeste” y “Águila solitaria“, y las tres aventuras forman parte de una trama general conocida como “Las Primeras Guerras Indias”, aunque la historia abarca los cinco primeros álbumes de la serie.

¿Recomendable? Blueberry es imprescindible para cualquier aficionado al cómic e indispensable para los seguidores habituales del BD francobelga, pero la colección de Planeta DeAgostini simplemente es una opción más para llegar hasta él. Es una buena elección, el formato y la periodicidad son muy interesantes, y el precio es competitivo, pero no es la única.

Coleccionable Blueberry #1: Fort Navajo
Guión: Jean-Michel Charlier
Dibujo: Jean Giraud
Traducción: Andreu Martín
ISBN: 978-84-684-5120-6
Formato: Cartoné. Lomo de tela
Páginas: 55
Precio: 2,99 euros

Pdf del coleccionable