El mundo fantástico de Troy creado por el guionista francés Christophe Arleston ha convertido mi librería en una macedonia de colores y tamaños: desde los ocho volúmenes del «Lanfeust de Troy» publicado por Devir Iberia hace más de diez años, pasando por los dos volúmenes de «Trolls de Troy» de Planeta DeAgostini Comics de enero y marzo del año 2009, hasta la reciente «Cixi de Troy» de Yermo Ediciones, publicada por la joven editorial catalana en mayo del 2014. Aventura, humor y acción para los amantes del BD que no deben faltar en ninguna biblioteca,… aunque nos distorsione la harmonía y el orden.

image1Troy: un mundo en el que todo el mundo posee un poder mágico.
Cixi: una mujer de armas tomar, capaz de modificar a voluntad el estado del agua.
«Cixi de Troy» es un spin-off de los cómics de «Lanfeust de Troy» de Christophe Arleston y Didier Tarquin, un fenómeno dentro del mundo del cómic que ha vendido más de 100.000 ejemplares de cada álbum en nuestro país vecino, que nace como uno de los múltiples productos asociados a la serie madre, que ha producido desde un videojuego hasta varios libros-enciclopedia del mundo de Troy y de la saga («Le Monde de Troy. L’Encyclopédie anarchique du monde de Troy»), pasando por un juego de rol, toda clase de merchandising y productos afines, juegos de cartas, una revista periódica de cómic de Soleil titulada «Lanfeust Mag» y varios spin-off como los dieciseis volúmenes de «Trolls de Troy» emplazados dos siglos antes de las aventuras narradas por Arleston y Tarquin, los ocho álbums de «Lanfeust des Étoiles» de Arleston y Tarquin que ambientan las mismas historias y los mismos personajes de la saga original en un mundo de ciencia-ficción, y los tres de «Les Gnomes de Troy» de Arleston, Dav y Tarquin donde versiones infantiles de los personajes de Lanfeust de Troy viven aventuras con grandes dosis de humor, los cuatro de «Lanfeust Odyssey», los tres de «Les Conquerants de Troy» de Christophe Arleston y Ciro Tota, la versión manga «Lanfeust Quest» dibujada por Ludo Lullabi y las ocho entregas de la colección «Légendes de Troy» dibujada por diferentes autores. ¡¡Y parece que ese no es aún el fin de la franquicia!! Arleston asegura que tiene muchas ideas todavía en la cabeza para el mundo mágico de Troy.
La edición de Yermo Ediciones de «Cixi de Troy» («Cixi de Troy: Le secret de Cixi») de Christophe Arleston, Olivier Vatine y Adrien Floch es la recopilación integral, en un solo volumen, de los tres tomos de la serie publicados en los años 2009, 2010, 2011 por la editorial francesa Soleil Productions e inaugura la edición en nuestro idioma y en nuestro país de estos numerosos spin-offs de la serie original, con la publicación de volúmenes trimestrales en el que podremos disfrutar del trabajo de grandes dibujantes e ilustradores como Olivier Vatine, Virginie Augustin, Ciro Tota, Nicolas Kerámidas o Eric Herenguel, y las originales aventuras que plantea el maestro Christophe Arleston.
Y es que Christophe (Pelinq) Arleston es una figura del bande dessinée francoblega de magia y fantasía, quizás incluso comparable al dibujante Regis Loisel («La búsqueda del pájaro del tiempo»), muy reconocido por su trayectoria como guionista. Nacido en Aix-en-Provence pero educado en la exótica isla de Madagascar, Arleston empezó su carrera profesional como periodista y guionista para la radio France Inter, y no llegó al mundo del cómic hasta 1992, cuando empezó a escribir algunos guiones para la editorial Soleil (por ejemplo, «Les Maîtres Cartographes»). Con ellos lanzaría en 1994 su celebrado «Lanfeust de Troy» y seguiría luego con la revista «Lanfeust Mag». Su extensa producción abarca toda la serie de Lanfeust y compañía, «SinBad», colaboraciones con el dibujante Varanda en «Tolriq» y «Élixirs», «Los Náufragos de Ythaq», «Los Bosques de Ópalo», «Los Fuegos de Askell»,… Casi todo lo que toca Arleston en Francia se convierte en oro, y somos afortunados de haber visto ediciones en castellano de la mayoría de sus obras, aunque el mundo de Troy ha quedado algo huérfano, reducido a la serie original «Lanfeust de Troy» (publicado por Devir en ocho álbumes en 2003 y por Planeta DeAgostini Comics en dos álbumes en 2009) y el spin-off «Trolls de Troy» (en dos álbumes en 2009). Además de lo que vendrá a partir de ahora, gracias a Yermo Ediciones… aunque a un precio algo más elevado que las ediciones anteriores (por ejemplo, 34 euros por un tomo recopilatorio con tres álbumes de Yermo Ediciones en comparación de los 20 euros de los dos tomos recopilados de Planeta DeAgostini con los doce de «Trolls de Troy»).
A Arleston le acompañan en esta ocasión Olivier Vatine y Adrien Floch. Uno, dibujante francés de extensa y heterogénea producción («Tao Bang», «Star Wars: Heredero del Imperio», «Aquablue», «Niourk»,…) que cede el dibujo de la tercera parte del cómic a Adrien Floch, que ya había colaborado con Arleston en «Les Naufragés d’Ythaq», y se reserva solamente los storyboards. Como parece evidente, para mejor.
image2
El planteamiento de Arleston para el mundo de Troy es, cuando menos, original y distinto al que nos tienen acostumbradas las ambientaciones de fantasía más tradicionales: en este singular mundo la magia no es un don exclusivo de unos pocos sino una habilidad innata de todos los habitantes, desde Eckmül hasta las Baronías de Heludia, desde Darshan hasta la Ciudad Helada pasando por el puerto de Jaclare o el pueblo de Telas donde se celebra bianualmente el gran torneo de Culhaig. Todos los nacidos en el mundo de Troy atesoran una capacidad mágica única y personal, más o menos poderosa, más o menos útil, desde convertir el agua en hielo hasta dormir a cualquier criatura con una sola mirada, pasando por curar cualquier enfermedad o eliminar el pelo que cubre el cuerpo de los trolls, pero para poder usar ese poder es necesario disponer de un sabio cerca, unos hombres que tienen la habilidad de distribuir la magia.
Arleston, Olivier Vatine y Adrien Floch, como antes ya hicieran Tarquin en «Lanfeust de Troy» y Mourier en «Trolls de Troy», mantienen altísimo el listón de la franquicia y otorgan al extenso mundo de Troy una ambientación sublime, repleta de múltiple imaginería fantástica de objetos, edificios, lugares, artefactos y paisajes, detalladamente reproducidos a lo largo de la saga. Un mundo tan inmenso, colorido y coherente que ha permitido crecer a la saga de forma exponencial con spin-offs o miniseries y juegos de rol, enciclopedias y videojuegos aprovechando el escenario original creado por Arleston. El dibujo de Olivier Vatine y Adrien Floch no tienen nada que envidiar al trabajo previo de otros autores en la misma ambientación, y rematan la obra y realzan todavía más estos escenarios de fantasía que parecen vivos.
image3
«Cixi de Troy» está emplazado entre el final del quinto número («La inquietud del Arúspice»), tras haber intentado seducir al prometido de su hermana C’ian y discutir con su padre, el sabio Nicodemo, y el sexto («Cixi Emperatriz») de la serie original, una elipsis narrativa nos dejaba al personaje de Cixi al margen del protagonista Lanfeust en su camino hacia el lejano norte para localizar al animal fabuloso Magohamoth, para reaparecer pocas páginas después en el palacio del malvado Thanos Averroes en Eckmül.
Pero la historia, en realidad, debería empezar a leerse desde laprimera página de la serie madre «Lanfeust de Troy», que narra las aventuras de un humilde aprendiz de herrero de la aldea de Glinin llamado Lanfeust que, en contacto con un artefacto de gran poder, descubre su habilidad para controlar todos los poderes mágicos. En un mundo en el que cada persona tiene un poder propio (y solo uno) él logra acceder a todos en contacto con el marfil de la empuñadura de una espada, procedente de las lejanas Baronías, hecho de un trozo del animal fabuloso Magohamoth y eso lo convierte en un individuo muy especial, objeto de estudio por parte de lo sabios, de envidias y de amenazas. Esto iniciará una cadena de acontecimientos que provocará que Lanfeust se vea sumergido en un torbellino de aventuras, que le obligará a atravesar de arriba a abajo el mundo de Troy, acompañado por Nicolaso, un sabio de Eckmül encargado de activar y canalizar las habilidades mágicas de sus conciudadanos, sus hijas Cixi y C’ian, y el domesticado mediante un hechizo temporal troll llamado Hebus. Frente a él, la vil némesis de Lanfeust es Thanos Averroes, un malvado sabio que tiene el poder de la teleportación pero también sensible al poder del Magohamoth.
image4
Las primeras quince páginas de «Cixi Emperatriz» que dejan a la pícara y desvergonzada Cixi a bordo de un barco de carga de camino en el puerto de la exótica Xingdu de Darshan Arleston las convierte en «Cixi de Troy» en una odisea repleta de peligros y aventuras: el abordaje del barco pirata ‘Loto de sal’ solamente tripulado por mujeres a las que Cixi se une, el asalto a una enorme galera de las Baronías y al faro que ilumina su ruta, el reencuentro con el marqués de Barbulio y el regreso al sometido Eckmül de Thanos.
A partir de este punto, el final del primer tomo y el principio del segundo, «Cixi de Troy» nos cuenta una historia que los lectores del séptimo álbum de «Lanfeust» (titulado «Los petaurios se esconden par morir) ya conocían, la identidad secreta de Cixi como ‘Sombra Tenebrosa’, el paladín de la rebelión contra el malvado Thanos y sus ejércitos que lucha desde la clandestinidad para derrocar al tirano. Incluso hay viñetas que son una copia exacta de las que pudimos ver en los álbumes de «Lanfeust», simplemente redibujadas por Olivier Vatine. Aunque, seamos justos, en los tres álbumes incluídos en la edición de Yermo Ediciones podemos ver como la inmadura y descarada Cixi descubre con sus propios ojos la crueldad de Thanos y sus desalmados soldados, cuya codicia y sed de poder no tienen freno, y el consecuente sufrimiento del pueblo de Eckmül, con la muerte volando bajo sobre sus cabezas, sometidos a los caprichos del tirano. Y la niña se convierte en mujer.
image5
Como es habitual en la obra de Arleston, «Cixi de Troy» nos ofrece un extenso repertorio de personajes principales con motivaciones claras y comprensibles, de perfiles claros y definidos sin claroscuros ni medias sombras: los buenos son buenos y los malos son malvados sin remisión, que evolucionan al son del desarrollo de los acontecimientos pero sin cambiar (salvo Cixi, por supuesto, cuya evolución y madurez definen el avance de la historia), y el extenso reparto coral de personajes secundarios que acompañan y enriquecen la narración y proporcionan los detalles necesarios, las claves y los secretos que esconde la maravillosa historia: el malvado Thanos, la noble capitana pirata Oyako, la rencorosa y celosa Somen, el arúspice, los sabios encarcelados en las entrañas del palacio, el arribista marqués de Barbulio, la fiel sirviente Lisseth, la abuela Grimela, el espabilado Gravoch… Lamentablemente, casi no hay trolls pero la obra está repleta de guiños a la serie original.
¡Y las criaturas, exquisitas! Infinito catálogo, un muestrario de monstruos y razas digna del manual más extenso de la Tierra Media de Tolkien, el Ackbar de LeTendre y Loisel en «La Búsqueda del Pájaro del Tiempo» o los Reinos Olvidados de Ed Greenwood y R.A. Salvatore: los enormes tortules marinos de ‘Loto de sal’, los rumps o murcélagos gigantes, el dragón de caza de poniente, la hidra austral, los veloces dragones voladores,… Todo ello con representado con miles y miles de detalles en cada viñeta que necesitan de varias lecturas para ser apreciados en su totalidad. Abrumador en cantidad, detalle y calidad, la cabeza de Arleston y el lápiz de Vatine, fresco, ágil, detallista y visceral, nos ofrecen una imaginería fantástica de objetos, edificios, lugares, artefactos y paisajes, reproducidos con pulcritud y precisión en «Cixi de Troy», así como en los personajes y las criaturas que lo pueblan.
image6
En conclusión, si bien «Cixi de Troy» no debe considerarse de forma errónea como una obra autoconclusiva y es necesario considerarla parte de un conjunto mayor, esta historia de Christophe Arleston, Olivier Vatine y Adrien Floch es una divertidísima aventura ambientada en un mundo repleto de detalles que crece y crece con cada nueva página, un lujo para la vista, y un magnífico ejemplo de la fantasía épica que dominan con maestría inigualable al otro lado de los Pirineos, con «La Búsqueda del Pájaro del Tiempo» de LeTendre y Loisel, «La Espada de Cristal» de Crisse o «Las Leyendas de los Pueblos Olvidados» de Chevalier y Segur, entre muchas otras. El humor, la aventura sencilla y sin pretensiones están en el guión de esta historia, y la belleza, el ritmo, la compleja sencillez y la expresividad en su dibujo y color.
Cixi de Troy.
Guión: Christophe Arleston
Dibujo: Olivier Vatine y Adrien Floch
Editorial: Yermo Ediciones
Fecha Publicación: Mayo de 2014
Editorial: Yermo Ediciones
ISBN: 978-84-942258-6-4
Formato: 22,5×31,5cm. Cartoné
Páginas: 144
Precio: 34,00 euros