Hace seis meses que Jed McKay y Alessandro Cappuccio nos presentaron La Misión de Medianoche del Caballero Luna y había muchísimas ganas de leer el siguiente arco: Demasiado duro para morir. No ha decepcionado.

"Caballero Luna #2 Demasiado duro para morir" (Jed McKay y Alessandro Cappuccio, Panini Cómics)Caballero Luna #2 Demasiado duro para morir  
Edición original: Moon Knight (2021) #7-12 y Devil’s Reign: Moon Knight One-Shot USA
Fecha de edición: noviembre de 2022
Guión: Jed McKay
Dibujo: Federico Sabbatini, Alessandro Cappuccio
Formato: Rústica, 144 páginas. Color.
18€

¡La nueva y brillante fase de Caballero Luna, dirigida por Jed MacKay, continúa! Marc Spector tiene un misterio que resolver: ¿cómo pelear con alguien a quien nadie conoce? En Nueva York, a veces las calles son tan duras que devuelven el golpe. Y mientras el Caballero Luna se abre paso por los bajos fondos buscando respuestas, quizás encuentre algo que no espera: la derrota.

Después de las buenísimas impresiones que me dejó el primer volumen de Jed McKay y Alessandro Cappuccio al frente del Caballero Luna en La Misión de Medianoche tocaba ver si la racha continuaba y la verdad es que sí, lo hace, con un vibrante volumen en el que vemos al servidor de Konshu actuando como nunca lo hemos visto (bueno, quizás sí, en la etapa de Warren Ellis que Panini por fin ha comenzado a recuperar) y demostrando que es mucho, mucho más de lo que nos podíamos esperar.

En Demasiado duro para morir veremos al Caballero Luna afrontar una serie de retos inconmensurables mientras continúa con su misión y con la caza del Zodíaco que se resolverá en este mismo arco. Lo más interesante es que parece que Marc tenía algo de envidia del Doctor Extraño y ahora tiene una casa casi tan interesante como la del Hechicero Supremo.

"Caballero Luna #2 Demasiado duro para morir" (Jed McKay y Alessandro Cappuccio, Panini Cómics)Este es el primer trabajo de Jed McKay del que tengo constancia haber leído (a ver si me leo de una vez la grapa de La Muerte del Doctor Extraño que la tengo en casa desde hace meses) pero la verdad es que me ha dado una grandísima primera impresión, tomando de cada etapa del Caballero Luna lo que más le interesa y aportando detalles como esa nueva Misión de Medianoche que me parece una absoluta genialidad por su parte. Hay muchas ganas de ver por dónde continúa la serie, la verdad, y más viendo la marcada inspiración que está teniendo la etapa de Warren Ellis.

En cuanto al dibujo os diré que hay un único número dibujado por Federico Sabbatini, lo que es muy de agradecer porque no soporto ese estilo amerimanga soho que parece que define sus trazos, por suerte el resto del tomo cae en manos de un Alessandro Cappuccio que continúa dejando muy buenas impresiones, con páginas totalmente espectaculares y otras en las que no acaba resultando espectacular pero sí un más que competente dibujante. Como en el caso de McKay estoy deseando ver cómo continúa evolucionando su obra, especialmente tras ver su trabajo en La misión de Medianoche y en este Demasiado duro para morir.

La crisis del papel, la crisis del covid, la crisis de la Guerra de Ucrania, la crisis del carguero atascado en el Canal de Suez… llevamos un par de años terribles en los que la inflación no ha dejado de crecer y ha provocada el alza de precios en todos los productos, comento esto porque Panini se ha ido viendo obligada a subir precios, pero al menos mantiene la calidad de las ediciones.

En definitiva, cualquier amante del Caballero Luna debería estar entusiasmado por la popularidad de la que goza ahora el personaje y seguro que disfrutaría de este Demasiado duro para morir.