Desde el viernes pasado se vienen sucediendo noticias sobre la Casa Real, comenzamos con el altercado del Rey, Zapatero y Hugo Chavez (del que es mejor que no diga que coincido con Gaspar Llamazares), y desde entonces hemos tenido una noticia casi al día. Me llama mucho la atención que cuando “la figura del Rey sale reforzada” pasen apenas 24 horas desde que se confirme este “reforzamiento” para que se anuncie que, en un país democrático, con libertad de expresión, etc… se condena a dos humoristas a pagar una elevada multa por, básicamente, hacer su trabajo (que para algunos que trabajan…).

No estaría de más recordar que según nuestra Constitución la figura del Rey es… prácticamente intocable y que, prácticamente, puede hacer lo que le de la real gana, que para eso es el Rey. Sí, que sí, que vivimos en una democracia. Lo que no veo es por qué esto tiene que ser así, sí, lo pone la Constitución, pero… ¿quiere eso decir que no puedo abogar por la República? ¿hacer un chiste divertido sobre la Monarquía? ¿expresar mis ideas sobre que le estemos pagando un sueldo a toda la Familia Real para que sigan viviendo del cuento?… Pues sí, eso es lo que quiere decir.

Lo bueno es que de vez en cuando la gente recapacita y “pasa por alto” cosas como lo de la portada de El Jueves, no se le da importancia porque no la tiene y porque rebajarse a algo tan vil como enjuiciar a humoristas, pues como que no es muy democrático que digamos. Pero El Jueves se la venía buscando desde hace años y, mira tú por donde, les ha tocado pagar a Guillermo Torres y Manel Fontdevila, exactamente 3.000 euros a cada uno por hacer su trabajo, quién sabe, si el Rey hiciese el suyo igual no hubiésemos tenido crisis con Venezuela… ¡uy!, lo qué he dicho…

Es divertido leer como la Fiscalía interpreta que la Corona es igual a la Nación… y añade que no se pueden “traspasar terrenos” y libreme Dios de insinuar cosas como que el “trabajo” de la Familia Real es un tanto “ocioso”,  que igual me cae otra multa aunque lo piense, como lo piensan millones de españoles.

Coincido con Guillermo Torres y con Manel Fontdevila al entender que no han cometido delito alguno y añado que todo esto es una soberana estupidez propia de siglos pasados y lejanos y no de una supuesta democracia en la que se cuida y vigila la libertad de expresión… perdón, quería decir en la que se persigue y enjuicia la libertad de expresión.

En otro orden de cosas hoy se ha hecho público que los Duques de Lugo, la infanta Elena y Jaime de Marichalar se han separado, y por lo visto es algo que se sabía desde hacía meses y que NADIE había querido decir en público por “respetar a la Familia Real”… qué curioso que se afirme en esta semana precisamente y qué curioso que en España no se respete a ninguna otra Familia tanto como a la familia real, ¿será que no nos lo merecemos?