La semana pasada adquirí un ebook reader (lector de libros electrónicos). Sí, ya sé que hace unos días dije que me esperaría, pero donde dije digo, digo Diego: no me pude resistir más (“gracias” Chele) y me hice con un Papyre 6.1.

 

https://www.via-news.es/images/stories/libros/ebook/papyre01.jpgAntes de decidirme por adquirir un ebook reader consulté un par de webs de descarga de libros, para ver cómo estaba el panorama y si de verdad había material suficiente que compensase los 300 euros que costaba el aparatito en la web de El Corte Inglés. De hecho, gracias a Chele pude ver que la cantidad de títulos disponibles era, sencillamente, inasumible. Más le vale ponerse las pilas a las editoriales españolas porque, ante la falta de oferta “estrictamente legal”, los internautas han vuelto a hacer de su capa un sayo y, con la bandera de la generosidad de tiempo y esfuerzo, han volcado una cantidad obscena de títulos en decenas de webs a lo largo y ancho de la Red. No os exagero si os digo que la franca mayoría de libros están a disposición de los internautas… con un poco de paciencia. Sinceramente, espero que las editoriales se pongan las pilas cuanto antes, y opten por precios muy económicos para estos libros.

Así que, visto que había “material”, me tocaba averiguar qué tipo de ebook reader comprar. En un principio, y dado la escasez de dinero por mi parte, lo tuve claro; uno que pudiese pagar a plazos. Y para eso nada mejor que utilizar la tarjeta de crédito de El Corte Inglés (aunque ahora, gracias señora Crisis, nos cobran intereses, ¡qué “bien”!). Desgraciadamente la oferta no es para tirar cohetes y los ebook reader que ofrecen en ECI son muy poquita cosa y más si los comparamos con el Amazon Kindle u otros ebook readers de última generación con potentes motores internos, gran conectividad, etc. ¿Sinceramente? No necesito todo eso, si quiero comprarme un libro puedo esperar a llegar a casa y, además, comprar un ebook reader a los USA sale un poco caro, además de que tienes que pagarlo al contado, esperar a que llegue, tasas de importación, poder reclamar la garantía directamente en mi ciudad, etc.

Así que, no me quedaba otra opción que mirar lo que teníamos por casa y decidir. En un principio, y gracias a Chele, opté por el Inves 600 e incluso lo llegué a encargar por teléfono en la web de ECI… pero a los 2 días, y tras descubrir que tardarían otros 8 en entregármelo, decidí acercarme a la tienda y preguntar. Por suerte para mi llamé antes y me indicaron que tenían varios Inves 600 y 1 Papyre 6.1. Había preguntado por ahí, consultado Internet y… no tenía tan claro lo del Inves 600 (el ebook reader del ECI)… se me ocurrió preguntar al dependiente y me dijo, sin dudarlo; ¡compra el Papyre 6.1! Algo extrañado pedí que me lo reservasen, consulté un poco más y tras descubrir que hay una empresa española detrás, que tienen una web muy activa, Grammata, que resuelven las dudas de los usuarios, que atienden, que te regalan 1000 libros, etc… pues me decante por un lector con un hardware inferior, pero con un software y recomendaciones mucho mejores que las del Inves 600.

Al llegar a casa transferí unos cuantos libros, en formato doc y pdf, a mi Papyre 6.1 y, a modo de prueba, comencé a leer un libro de, ¡ejem!, MundoDisco sin darme cuenta de que eran las 6 de la tarde y yo había quedado a las 7… a las 8 recibí un sms preguntando que dónde estaba. No me lo acababa de creer. La lectura era tan cómoda para la vista que había pasado 2 horas leyendo sin darme cuenta. Tenía los ojos completamente descansados… así que leí 1 hora y media más. Una maravilla, de verdad. Sólo por eso vale la pena.

Después, vas trasteando un poco y aprendes cosas como que al hacer doble clic en el avance o retroceso de las páginas saltan de 10 en 10, que conviene usar los marcapáginas para las notas del traductor (usas un marcapáginas para las notas del final del libro y otro para la página que estás leyendo, así saltas de uno a otro con facilidad), que esto cambia por completo la experiencia de la lectura por la comodidad de leer sobre un soporte totalmente plano. Otra experiencia curiosa es comprobar que, al acabar un libro, sencillamente abres otro y… ya está. No hace falta ir cargando con peso tontamente, aunque se pierde la expectación del abrir un libro nuevo, el olor… A cambio de encenderlo, seleccionar el libro que estábamos leyendo (cuando y el que fuese) y encontrarnos ahí, en la página que estábamos leyendo. Además, podemos ejecutar nuestros MP3 y escuchar música a la vez que leemos nuestro libro. No hubiese estado mal poder escuchar también la radio, pero, bueno… No está mal.

¿Podría ser mejor? Por supuesto, por el precio del Papyre 6.1 tendría que ofrecer una memoria interna superior (más de los 512 Megas que ofrece desde luego), una conexión USB que no fuese un puerto 1.1, mínimo el 2.0, una tasa de refresco de pantalla más rápida, una lectura más ágil de la tarjeta SD, pantalla táctil, posibilidad de tomar notas y color, algo más parecido al Mirasol (un híbrido entre ebook y tablet pc) o al Kindle de Amazon. Otro elemento a mejorar sería el de la representación de grises, con sólo 4 niveles, aunque, francamente, no hace falta más para leer un buen libro. Pero para ser sinceros estoy más que satisfecho con esta compra. Sí, son 300 euros y sé que hay dispositivos, como el Kindle, más baratos. Pero el Corte Inglés no los oferta y no está el bolsillo como para pagar ese pastón de golpe y porrazo. Además, Kindle no ofrece, todavía, libros en español, el Papyre lo lleva una empresa española y está perfeccionado para nuestro idioma, la experiencia de leer libros en el Papyre es mucho más que satisfactoria, hay un catálogo de libros impresionantes y ya debo tener como 30 libros en la lista de espera… y más de 400 que ordenar en esa lista de espera. Debería descargarme cuanto antes el programa organizador de libros que hay en Grammata, ¡la necesito urgentemente!.

¿Podría haber tenido un ebook reader más “guay”? Seguro, pero no con el soporte que me da Grammata o con la ventaja de que sea un lector de libros digitales… en español. Sé que hay mejores, pero estoy francamente satisfecho con el mío, aunque también dudo mucho que la mayoría de los lectores se quieran gastar tanto dinero. Esto es para los que leemos más de 2 ó 3 libros al mes, para los que tenemos un gasto desorbitado en libros… y que ni aún así nos permite alcanzar a leer, o comprar, todo lo que queremos leer. Espero que, en poco tiempo, las editoriales españolas opten por comenzar a ofertar estos libros en sus webs, no hay más que ver La Casa del Libro va a comenzar a vender ebook readers a partir de mayo, así como libros electrónicos, y si ellos se mueven… ¡por algo será!

Grammata
Kindle
Mirasol
Inves 600
Papyre 6.1