Eberron. Escenario de Campaña nos presenta un mundo completamente nuevo para Dungeons and Dragons, al modo de los históricos y conocidos Greyhawk, Ravenloft, Dark Sun, Dragonlance o Los Reinos Olvidados. Devir nos ofrece este magnífico complemento en un libro de 320 páginas a todo color acompañado por un mapa exclusivo no incluido en la versión original en inglés. Imagen activaCreado por Keith Baker y desarrollado por Bill Slavicsek y James Wyatt, este escenario nació de una peculiar iniciativa de Wizards of the Coast en el 2002, cuando convocó un concurso entre todos los aficionados a Dungeons and Dragons para dar forma a un nuevo mundo de campaña para el decano de los juegos de rol. La primera fase del concurso, en la que los participantes mandaron sus presentaciones limitadas a un sencillo folio de extensión, recibió más de ¡¡once mil propuestas distintas!!. Tras una semifinal y una final el proyecto de Keith Baker, escritor de módulos y suplementos para distintas editoriales americanas, fue el agraciado para su desarrollo posterior.

Eberron es un mundo que acaba de salir de una guerra civil, tras la destrucción entera de la nación de Cyre por una fuerza mágica desconocida, hay un descontento general y el equilibrio de poder es inestable. Un mundo con pocos héroes poderosos, donde el objetivo de los jugadores es hacerse rápidamente importantes para afrontar retos específicos que sólo ellos pueden afrontar.
El propio autor define Eberron como una mezcla entre "El Señor de los Anillos, En busca del Arca Perdida y el Halcón Maltés", un ambiente algo pulp con aventura, intriga y mucha magia diseñado para sacarle el mejor partido a las reglas de la tercera edición.

Eberron ofrece nuevas clases de personaje, nuevas razas y nuevos monstruos. Entre las razas, los cambiantes (subespecie de licántropo con habilidad para canalizar características bestiales), kalashtar (una raza psiónica ligada a espíritus extraplanares), replicantes (descendientes de humanos y dopplegangers) y forjados (una raza de constructos creados para luchar en la reciente guerra). Especialmente interesante es el forjado, que combinan rasgos tanto de criaturas vivientes como de constructos, lo que les da muchas ventajas (armadura natural, ninguna necesidad de comer o dormir) per también ciertas limitaciones.
Pero no sólo nuevas razas ofrece el nuevo escenario de campaña de Wizards of the Coast, sinó que en Eberron se mira de forma novedosa a las razas tradicionales de Dungeons and Dragons. Por ejemplo, los medianos de las llanuras de Talenta, que se presentan como una cultura nómada que ha domesticado a los dinosaurios ("y los dinosaurios están en el manual de monstruos" decía Keith Baker recientemente en un chat de Devir), unos halflings "mongoles" convertidos en una amenaza militar mayor de lo que eran hasta ahora.
Nuevas razas y una nueva clase, el artífice, un especialista en desarrollar items mágicos (por ejemplo, puede encantar armas y armaduras). Esta nueva clase se ha añadido a Eberron a causa del modo en que la magia es parte del mundo, puesto que la magia se trata de una forma similar a la ciencia. El artífice es un invocador espontáneo, como el hechicero, mejora al resto del grupo pero puede llevar su propia armadura y puede encantar sus propias armas.
Y es que la magia es un elemento esencial en Eberron, un lugar donde la magia arcana es parte del mundo y se ha incorporado a la sociedad de un modo similar a como nosotros usamos la tecnología y la ciencia. La magia se utiliza en la comunicación, el transporte o la guerra.

Entre otros muchos detalles es importante destacar que Eberron tiene una cosmología totalmente nueva y no utiliza la Gran Rueda tradicional, pero de todas maneras tiene el Plano de Sombra que se supone que enlaza a todos los mundos y que permitiría a los jugadores moverse entre ambientaciones.

La apuesta de Wizards con Eberron no se acaba aquí, con la aparición de un nuevo escenario para las partidas de rol, ya que además se lanzarán novelas ambientadas en este mundo (por ejemplo "Sombras de la Última Guerra", de Keith Baker, una precuela ambientada en la ciudad de Sharm), se crearán miniaturas de los personajes más relevantes y varios de los nuevos juegos de ordenador de Dungeons and Dragons tomarán Eberron como centro de referencia.

Algunos aficionados ya han visto en Eberron al mundo oficial de Dungeons and Dragons que desplazará definitivamente a Greyhawk como referencia del popular juego de rol medieval fantástico pero también el temor de encontrarse con algo parecido a los Reinos de Kalamar, donde apenas se publicó un libro básico y algunos módulos bastante interesantes.