A través de Astiberri nos enteramos de que Arrugas, la obra que le valió a Paco Roca el galardón del Premio Nacional del Comic 2008, será llevada a la gran pantalla.

José Sacristán pondrá su voz en la versión cinematográfica de Arrugas

https://www.via-news.es/images/stories/comic/arrugas.jpgLa productora coruñesa Perro Verde Films ha adquirido los derechos de adaptación cinematográfica de Arrugas, de Paco Roca. La adaptación que llevará este cómic galardonado con el Premio Nacional del Cómic 2008 a la gran pantalla como película de animación estará dirigida por Ignacio Ferreras y contará con la voz de José Sacristán en su papel protagonista.

El guión estará a cargo de Paco Roca y Ángel de la Cruz, mientras que Piti Sanz e Iván Aledo se encargarán de la composición de la banda sonora. Manuel Cristóbal, responsable de Perro Verde Films, que ha coproducido El lince perdido considera que Arrugas “ es una historia increíble, llena de ternura y humor, Paco Roca es un narrador increíble”. Ignacio Ferreras profesional español con gran experiencia en largos de animación daneses y británicos, fue el director del corto animado How to cope with Death que en el año 2003 fue premiado como la mejor nueva obra en el prestigioso festival de animación Annecy y recibió más de 20 premios internacionales.  “Que te pidan adaptar al cine de animación una obra como Arrugas es una de esas oportunidades únicas con las que uno casi no se atreve ni a soñar”, confiesa Ferreras.

La novela gráfica Arrugas de Paco Roca, publicada en España por Astiberri va ya por la 4.ª edición, con más de 17.000 ejemplares vendidos. Además, durante todo 2009 está girando una exposición preparada por el propio autor valenciano sobre diferentes aspectos de la creación de Arrugas por distintas Fnac de la geografía española, concretamente por las ciudades de Barcelona, Valencia, Alicante, Zaragoza y Bilbao, tras haberse inaugurado la muestra en la Fnac Callao de Madrid, en noviembre de 2008.

Paco Roca aborda en Arrugas temas delicados, hasta ahora escasamente tratados en historieta, como son el Alzheimer y la demencia senil. Y lo hace de un modo intimista y sensible, con algunos apuntes de humor pero sin caer en ningún momento en la caricatura.

El aire de verosimilitud que se respira en el relato se ha visto propiciado por un cuidadoso trabajo de documentación. Paco Roca comenzó a  recopilar anécdotas de los padres y familiares ancianos de sus amigos y visitó residencias de ancianos para saber cómo era la vida en ellas, un material de primera mano que le ha servido para estructurar una consistente ficción.