La juez de Vilanova i la Geltrú ha archivado la causa contra Ángel Sala, director del Festival de cine fantástico de Sitges, por proyectar en la última edición del certamen la polémica película «A serbian film«, motivo por lo que había sido acusado de exhibición de pornografía infantil. La denuncia era una insensatez, y así lo ha considerado la juez.