Tras disfrutar con “Shadowmarch: La Frontera de las Sombras” la editorial Alamut propuso a los lectores una suscripción para poder sacar adelante la tetralogía entera. La suscripción fue viento en popa y hoy podemos anunciar que la segunda entrega, “Shadowmarch: El juego de las sombras“, ya está a la venta.

 

Soy un gran fan de Tad Williams por, cómo no, Añoranzas y Pesares, pero no he leído más libros suyos, para eso tenemos a Mañik en Vía-News que incluso se atrevió con Otherland (saga inconclusa de éste que Timun Mas no terminó de publicar y que Mañik acabó en inglés), así que, en un alarde de generosidad y justicia encargué a Mañik que reseñase Shadowmarch: El juego de las sombras. Meses después entregó la reseña y olvidó dejarme el libro para que yo también pudiese leerlo, pero no le guardo rencor… ejem… El caso es que Tad Williams es, para nosotros, un autor especial y que dos editoriales (Alamut y RBA) estén apostando por él nos llena de alegría, casi tanto como saber que la suscripción de Shadowmarch salió adelante (en este caso sin mi colaboración porque, bueno, la pela no llega para todo). Así que, aquí estamos, segunda entrega de la saga y yo que intento no leer demasiado para no contaminarme con spoilers. Así que os dejo con las palabras del editor sobre esta saga.

Hace un año iniciábamos con Shadowmarch. La frontera de las sombras la publicación de la magna tetralogía de Tad Williams ambientada en el país de Marca Sur, situado entre las tierras crepusculares más allá de la Línea de Sombra y los pujantes imperios sureños. Ahora traemos su continuación, una obra épica a gran escala, con docenas de personajes y escenarios, que profundiza en los conflictos planteados en el primer volumen y los dispone para que lleguen a su culminación en las próximas entregas.

Esta saga de Williams se caracteriza por ofrecer una combinación de niveles de fantasía poco habitual en la actualidad, pues aúna aspectos clásicos del género, como la existencia de diversas razas no humanas trasuntos de elfos, enanos y pixies, con matices extraidos de la fantasía contemporánea, como la importancia de la intriga política y el trato duro a los personajes principales, además de aportar un sustrato mítico de aires inequívocamente lovecraftianos que, sugeridos en el primer volumen, en este segundo estallan por fin de forma abierta.

Se perfila así un mundo de gran riqueza donde los niveles de poder son tan diversos que es prácticamente imposible anticipar el discurrir de la trama y el destino de sus protagonistas: la decidida princesa Briony, su torturado mellizo Barrick, el capitán de la guardia Vansen, el cavernero Sílex o la esposa huida Qinnitan, entre muchos otros. Un espectáculo absorbente, en definitiva, y una serie que promete grandes cosas. Traduce Carlos Gardini.

Alamut presenta "Shadowmarch: El juego de las sombras"Shadowmarch: El juego de las sombras
Tad Williams
Título original: Shadowplay.
Traducción: Carlos Gardini.
Ilustración de cubierta: Stephan Martiniere.
Diseño de cubierta: Alejandro Terán.
624 págs.
Rústica con solapas
ISBN: 978-84-9889-086-0
27,95 euros

La temida invasión de los crepusculares del otro lado de la Línea de Sombra ha tenido lugar, y el ejército humano ha sido vencido, pero sólo la ciudad costera de Marca Sur ha sido ocupada; el castillo, protegido por el mar, aún resiste.

Pero la familia Eddon ya no gobierna en el baluarte de Marca Sur. Los Tolly, parientes con pretensiones a la corona, han dado un golpe de mano y han obligado a la princesa Briony a huir, cruzando la bahía, con su viejo maestro de armas como único aliado.

Mientras tanto, su mellizo Barrick, dado por muerto en la batalla contra los crepusculares, se ha internado tras la Línea de Sombra siguiendo un mandato silencioso. Con él va Ferras Vansen, capitán de la guardia y uno de los pocos humanos que han entrado en las tierras de los qar y han vuelto con su razón intacta.

En la antigua capital de Hierosol, la esposa huida Qinnitan elude a duras penas a los agentes de su todopoderoso marido, el autarca de Xis, enviados en su busca… pero ignora que la potente flota del autarca se apresta a conquistar la ciudad.

Y por todo el continente de Eion, viejos poderes se mueven y conspiran para regresar, tejiendo planes en los que humanos y qar son simples marionetas, preparando el momento decisivo en que los dioses vuelvan a despertar.