El Desierto Prohibido” de Matt Leacock es la secuela de “La Isla Prohibida“, un juego colaborativo ganador del premio JdA 2011 donde los jugadores intentaban conseguir los tesoros de una mítica isla misteriosa, antes de que las aguas la cubrieran por completo. En esta ocasión los aventureros han cambiado las junglas y los volcanes por las cálidas dunas y las tormentas de areba. Salir de las llamas para caer en las brasas.

image1Los valerosos aventureros que consiguieron sobrevivir a la isla prohibida de los Arcanos deberán superar ahora las tormentas del desierto y encontrar las piezas enterradas bajo la arena de una mítica nave solar que es su única oportunidad de abandonar el desierto. Todo ello, antes de que la sed acabe con su resistencia.

En esta secuela del premiado “La Isla Prohibida”, un juego totalmente independiente y distinto que ofrece una experiencia de juego diferente, Matt Leacock ha optado otra vez por crear un juego cooperativo para de dos a cinco jugadores, pero añadiendo algunos cambios significativos: se añade un jugador (cinco en lugar de los cuatro del juego precedente), para salir del desierto con vida los jugadores deberán conseguir encontrar las cuatro piezas de la máquina voladora que les puede sacar de allí, las arenas irán cubriendo el tablero de juego a medida que vaya pasando el tiempo complicando la misión de los aventureros, de manera que el tablero cambia durante el transcurso de la partida,…
Los jugadores, unidos en un intrépido grupo de aventureros, deberán trabajar en equipo para evitar que el desierto cubra las valiosas piezas con sus arenas, antes de que puedan recuperarlas y escapar a bordo del vehículo volador.
La edición de Devir Iberia de “El Desierto Prohibido” (“Forbidden Desert: Thrist for survival”), que presenta los mismos componentes que la versión original de Gamewright, incluye 49 cartas, 48 indicadores de arena, 24 losetas de desierto y ciudad, seis peones de madera, seis agujas indicadoras, cuatro partes de la máquina, un modelo de máquina voladora, un medidor de fuerza de la tormenta, un soporte del medidor, y el reglamento. Todo, dentro de una caja de lata por 27 euros.

Más información en www.devir.es