El pasado martes fallecía el director de cine japonés Nagisa Oshima, a los 80 años de edad. Había dirigido unas treinta películas, destacando entre ellas «Merry Christmas, Mr. Lawrence», «Max, mon amour» y la polémica y de alto contenido sexual «El imperio de los sentidos» en 1978, por la que fue premiado en el Festival de Cannes con la Palma de Oro pero censurada en su país de origen y rechazada por el Festival de Nueva York.