Continuación de «Seafort Guardamarina«, donde vemos cómo el escritor David Feintuch disfruta torturando a Seafort hasta límites insospechados y, a pesar de todo, Seafort continúa comportandose como corresponde a un oficila de la armada y de la reina. Sí, es un poco sádico, pero el libro se devora. Lástima que las ventas no fuesen todo lo buenas que debían y que Timun Mas abandonase la publicación del resto de la saga. El libro está descatalogado, pero seguro que, con un poco de esfuerzo, podéis encontrarlo por ahí…