La epopeya cósmica “Dreadstar” de Jim Starlin es todo un clásico del cómic de los ochenta, la serie con la que Marvel Comics dió inicio a su sello editorial Epic Comics. Más de 400 páginas sobre el último superviviente de la destrucción de la Via Lactea, que viaja hasta una lejana galaxia y se encuentra inmerso en una larga guerra entre la corrupta Monarquia y la Iglesia de la Instrumentalidad.