Esa es la conclusión a la que ha llegado un tribunal de apelación de La Haya encargado de resolver el conflicto que enfrentaba desde el año 2009 a la sociedad gestora de los derechos del dibujante belga Hergé, Moulinsart, con una asociación holandesa de ‘tintinófilos’, seguidores de las aventuras de Tintín, y que permitirá el uso de las viñetas de Georges Remi ‘Hergé‘ sin tener que pagar los correspondientes derechos de autor a la sociedad Moulinsart. En concreto el tribunal ha fallado que la editorial Casterman es la única propietaria de los derechos de la obra de Hergé desde el año 1942.

image1