El inspector de policía Axel Foley vuelve a patrullar las calles de Beverly Hills. Cuando la vida de su hija corre peligro, ella y Foley se ponen manos a la obra para destapar una conspiración. Y todo ello con su nuevo compañero y un par de viejos amigos: Billy Rosewood y John Taggart.